Agitadísima noche fomentista

La calma precedente, duró poco. Circundaron los fantasmas del pasado no olvidado todavía. Estallaron los vidrios de las polémicas y los enconos personales. Se completaron los cargos federativos.