Connect with us

Salud

Día Nacional del Donante de Sangre: en 15 minutos podés salvar hasta cuatro vidas

En nuestra ciudad las colectas son llevadas a cabo por el Servicio de Hemoterapia del Hospital Municipal “Dr. Héctor M. Cura”.

Published

on

En todo el país, cada 9 de noviembre se conmemora el Día del Donante Voluntario de Sangre, en homenaje a la primera transfusión sanguínea realizada en el país, el 9 de noviembre de 1914, en el Instituto Modelo del Hospital Rawson de la Capital Federal, por el Dr. Luis Agote. Dicha conmemoración fue establecida en el año 2004, por la Ley N° 25.936.

Aquel acontecimiento, que hizo posible la conservación de la sangre en estado líquido con citrato de sodio, fue el punto de partida en todo el mundo para el desarrollo más importante hasta entonces conocido, para el traspaso de sangre entre humanos que tantas miles de vidas permitió salvar.

Una donación sanguínea tarda aproximadamente 15 minutos y no supone ningún riesgo para la salud. Cabe destacar que cada donación permite ayudar a salvar hasta cuatro vidas.

Las donaciones de sangre son imprescindibles para el sistema sanitario: cada uno de los componentes sanguíneos (glóbulos rojos, plaquetas, plasma) son requeridos para pacientes en caso de enfermedad, accidentes, operaciones, trasplante de órganos, tratamientos oncológicos, pacientes con quemaduras graves, entre otros. Tal como se expresa desde el Ministerio de Salud de la Nación, existe una necesidad constante de donaciones regulares, ya que la sangre sólo se puede conservar durante un tiempo limitado y luego deja de ser utilizable.

La sangre no puede producirse en laboratorios, sólo se consigue mediante donaciones, por eso es tan importante hacer de este acto solidario un hábito cotidiano.

Para fomentar la donación de sangre, se implementan las Colectas Externas, un servicio que se ofrece a nivel nacional. En nuestra ciudad las colectas son llevadas a cabo por el Servicio de Hemoterapia del Hospital Municipal “Dr. Héctor M. Cura”.

La responsable del Servicio de Hemoterapia del Hospital Municipal “Dr. Héctor M. Cura”, Laura Cardoso, anima a la comunidad a retomar o iniciarse en el hábito de la donación de sangre.

Se recuerda que no hay que estar completamente en ayunas: es requisito fundamental la ingesta de café, mate, infusiones con azúcar y comer frutas (menos banana). Lo que no se puede consumir previo a una donación de sangre son productos lácteos o grasos. Se debe pesar más de 50 kgs. Es conveniente un buen descanso previo, evitar fumar tres horas antes, y no consumir alcohol durante las 12 horas previas a la donación. En caso de contar con medicación prescripta, se solicita llevarla consigo para evaluar si esa persona puede o no efectuar la donación.

Cada día, una importante cantidad de personas salvan su vida o recuperan su salud gracias a las transfusiones de sangre. La única forma de obtener el producto sanguíneo es a través de la donación voluntaria de la comunidad sana.

Es muy importante tomar conciencia sobre la importancia de participar de esta acción altruista, solidaria, de donar sangre. Es un ejercicio continuo de solidaridad.

Salud

Hipertensión arterial: cuando la composición corporal pesa más que la balanza

La hipertensión arterial es el resultado de una cadena de procesos que empiezan por el daño celular, y en cuyo centro están los hábitos de vida inadecuados, además de una mala nutrición. ¿Cuál es la forma más eficaz para cortar ese proceso de raíz? ¿Qué nutrientes son clave para evitar el daño celular? ¿Cuál es el papel de las proteínas?

Published

on

El martes 17 de mayo se celebra el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, enfermedad a la que suele señalarse, con bastante razón, como la principal amenaza para nuestra salud y nuestra expectativa de vida. Sabemos que, si la presión arterial sistólica (máxima) y diastólica (mínima), supera los valores de 140 y 90 mmHg respectivamente, se incrementa nuestro riesgo de padecer todo tipo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 e insuficiencia renal crónica, entre otras. No obstante otros valores más bajos que los mencionados, también pueden significar riesgo, y eso depende de la historia clínica de cada individuo. La hipertensión es la principal causa de ACV –potencialmente mortal o generadora de una discapacidad severa– y de deterioro prematuro de las capacidades cognitivas con la edad.

También sabemos que existe una correlación estadística con la obesidad, al punto en que se identifica al exceso de peso como la principal causa de la hipertensión arterial. El estudio RENATA, dado a conocer por la Sociedad Argentina de Cardiología, muestra que un tercio de los argentinos adultos son hipertensos (y un 37% no lo sabe). Estas cifras se solapan fuertemente con las de la población obesa y con sobrepeso, que según las cifras oficiales del Ministerio de Salud alcanzan al 50% de los argentinos.

Pero prevenir y tratar la hipertensión arterial no es algo tan simple como una carrera por bajar de peso (lo cual es un modo de decir: para quien necesita bajar de peso y, sobre todo, mantenerlo, no suele ser nada fácil con los tratamientos convencionales). Para el doctor Marcelo Suárez, médico clínico (M.N 73796) experto en conductas saludables, “la hipertensión es el resultado de un proceso que empieza con el daño en las células, donde la obesidad suele aparecer como un factor asociado más”. Aunque, para prevenir y tratar todo este proceso en conjunto, asegura, “la composición corporal es más importante que lo que marca la balanza”, cuanto y en qué estado de salud se encuentran, el músculo, la grasa, los huesos y los diferentes órganos, aparatos y sistemas

“Por supuesto que es necesario mantener los valores de presión arterial controlados, pero es importante entender que no tratamos números, sino personas, y también contextos”, resume el especialista, quien es asesor médico del Laboratorio Ysonut, líder en cronobiología nutricional y diseño de tratamientos médicos y productos para el descenso rápido de peso, sin perder de vista la Salud, en ese proceso.

¿Qué significa esto? “Significa”, explica el Dr. Suárez, “que hay que entender a la presión arterial como una información que nos da el organismo, relacionada directamente con las conductas adoptadas cada día: la alimentación, el ejercicio, el descanso y el estado de estrés”.

Las células sufren nuestros malos hábitos

La presión arterial es un mecanismo natural absolutamente necesario para la vida; de ella depende que la sangre circule para llevar el oxígeno y el resto de los nutrientes necesarios a cada célula del cuerpo. Pero la ingesta excesiva de grasas de mala calidad e hidratos de carbono, el sedentarismo y el estrés oxidativo producto de estos y otros malos hábitos que solemos adquirir nos pasan factura, y hacen que los mecanismos naturales –la presión arterial, el ritmo circadiano o “reloj biológico” y todo el metabolismo en general– entren en crisis causando diversos trastornos, como la hipertensión, la diabetes o la acumulación de colesterol y triglicéridos en las arterias, además de la obesidad en todos sus grados.

¿Qué pasa, mientras tanto, a nivel de las células? “Las células generan energía (a través del oxígeno que les llega de la sangre), en unos pequeños orgánulos llamados mitocondrias –señala el Dr. Suárez–. La presión arterial aumenta cuando no llega suficiente oxígeno a las mitocondrias”.

Por eso, salvo que la presión esté demasiado alta y sea imprescindible bajarla, sostiene, “no basta sólo con bajar la presión” para restablecer y normalizar las funciones naturales, y se hace preciso un aporte específico de micronutrientes.

Así, cada organismo requerirá determinados minerales, vitaminas, omega 3, probióticos  (población de bacterias intestinales, específicamente elegidas, que no sólo son beneficiosas para el aparato digestivo, sino que además tienen un importante papel en la regulación del sistema inmunológico, del metabolismo y la obesidad): “Paralelamente, el médico debe asesorar a cada paciente para que adquiera los hábitos adecuados, tanto para evitar recaídas, si logró bajar de peso, como para evitar los factores de riesgo para su salud”, dijo Suárez.

 

Continue Reading

Salud

Coronavirus: el equipo de salud se reunió con autoridades educativas

Al mediodía de este viernes, el equipo de salud municipal mantuvo una reunión con autoridades educativas.

Published

on

El encuentro tuvo lugar en el Salón Rivadavia y participaron el secretario de Salud Germán Caputo, la asesora municipal del área Mariana Diamanti, el subsecretario de Salud Christian Waimann, la directora de APS Virginia Draghi, la directora de Epidemiología María del Carmen Weis y la médica infectóloga Silvina Mondini, como también autoridades educativas, inspectores e inspectoras y directivos de instituciones locales.

La reunión fue de carácter informativo, sobre medidas vigentes a adoptar ante la pandemia de coronavirus.

Continue Reading
 Farmacias de turno en Olavarría Facultad de Derecho