Connect with us

Salud

Hipertensión arterial: cuando la composición corporal pesa más que la balanza

La hipertensión arterial es el resultado de una cadena de procesos que empiezan por el daño celular, y en cuyo centro están los hábitos de vida inadecuados, además de una mala nutrición. ¿Cuál es la forma más eficaz para cortar ese proceso de raíz? ¿Qué nutrientes son clave para evitar el daño celular? ¿Cuál es el papel de las proteínas?

Published

on

El martes 17 de mayo se celebra el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, enfermedad a la que suele señalarse, con bastante razón, como la principal amenaza para nuestra salud y nuestra expectativa de vida. Sabemos que, si la presión arterial sistólica (máxima) y diastólica (mínima), supera los valores de 140 y 90 mmHg respectivamente, se incrementa nuestro riesgo de padecer todo tipo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 e insuficiencia renal crónica, entre otras. No obstante otros valores más bajos que los mencionados, también pueden significar riesgo, y eso depende de la historia clínica de cada individuo. La hipertensión es la principal causa de ACV –potencialmente mortal o generadora de una discapacidad severa– y de deterioro prematuro de las capacidades cognitivas con la edad.

También sabemos que existe una correlación estadística con la obesidad, al punto en que se identifica al exceso de peso como la principal causa de la hipertensión arterial. El estudio RENATA, dado a conocer por la Sociedad Argentina de Cardiología, muestra que un tercio de los argentinos adultos son hipertensos (y un 37% no lo sabe). Estas cifras se solapan fuertemente con las de la población obesa y con sobrepeso, que según las cifras oficiales del Ministerio de Salud alcanzan al 50% de los argentinos.

Pero prevenir y tratar la hipertensión arterial no es algo tan simple como una carrera por bajar de peso (lo cual es un modo de decir: para quien necesita bajar de peso y, sobre todo, mantenerlo, no suele ser nada fácil con los tratamientos convencionales). Para el doctor Marcelo Suárez, médico clínico (M.N 73796) experto en conductas saludables, “la hipertensión es el resultado de un proceso que empieza con el daño en las células, donde la obesidad suele aparecer como un factor asociado más”. Aunque, para prevenir y tratar todo este proceso en conjunto, asegura, “la composición corporal es más importante que lo que marca la balanza”, cuanto y en qué estado de salud se encuentran, el músculo, la grasa, los huesos y los diferentes órganos, aparatos y sistemas

“Por supuesto que es necesario mantener los valores de presión arterial controlados, pero es importante entender que no tratamos números, sino personas, y también contextos”, resume el especialista, quien es asesor médico del Laboratorio Ysonut, líder en cronobiología nutricional y diseño de tratamientos médicos y productos para el descenso rápido de peso, sin perder de vista la Salud, en ese proceso.

¿Qué significa esto? “Significa”, explica el Dr. Suárez, “que hay que entender a la presión arterial como una información que nos da el organismo, relacionada directamente con las conductas adoptadas cada día: la alimentación, el ejercicio, el descanso y el estado de estrés”.

Las células sufren nuestros malos hábitos

La presión arterial es un mecanismo natural absolutamente necesario para la vida; de ella depende que la sangre circule para llevar el oxígeno y el resto de los nutrientes necesarios a cada célula del cuerpo. Pero la ingesta excesiva de grasas de mala calidad e hidratos de carbono, el sedentarismo y el estrés oxidativo producto de estos y otros malos hábitos que solemos adquirir nos pasan factura, y hacen que los mecanismos naturales –la presión arterial, el ritmo circadiano o “reloj biológico” y todo el metabolismo en general– entren en crisis causando diversos trastornos, como la hipertensión, la diabetes o la acumulación de colesterol y triglicéridos en las arterias, además de la obesidad en todos sus grados.

¿Qué pasa, mientras tanto, a nivel de las células? “Las células generan energía (a través del oxígeno que les llega de la sangre), en unos pequeños orgánulos llamados mitocondrias –señala el Dr. Suárez–. La presión arterial aumenta cuando no llega suficiente oxígeno a las mitocondrias”.

Por eso, salvo que la presión esté demasiado alta y sea imprescindible bajarla, sostiene, “no basta sólo con bajar la presión” para restablecer y normalizar las funciones naturales, y se hace preciso un aporte específico de micronutrientes.

Así, cada organismo requerirá determinados minerales, vitaminas, omega 3, probióticos  (población de bacterias intestinales, específicamente elegidas, que no sólo son beneficiosas para el aparato digestivo, sino que además tienen un importante papel en la regulación del sistema inmunológico, del metabolismo y la obesidad): “Paralelamente, el médico debe asesorar a cada paciente para que adquiera los hábitos adecuados, tanto para evitar recaídas, si logró bajar de peso, como para evitar los factores de riesgo para su salud”, dijo Suárez.

 

Advertisement

Salud

Coronavirus: el equipo de salud se reunió con autoridades educativas

Al mediodía de este viernes, el equipo de salud municipal mantuvo una reunión con autoridades educativas.

Published

on

El encuentro tuvo lugar en el Salón Rivadavia y participaron el secretario de Salud Germán Caputo, la asesora municipal del área Mariana Diamanti, el subsecretario de Salud Christian Waimann, la directora de APS Virginia Draghi, la directora de Epidemiología María del Carmen Weis y la médica infectóloga Silvina Mondini, como también autoridades educativas, inspectores e inspectoras y directivos de instituciones locales.

La reunión fue de carácter informativo, sobre medidas vigentes a adoptar ante la pandemia de coronavirus.

Continue Reading

Salud

Coronavirus: criterios de selección de donantes de sangre

Se implementan a nivel local y regional, a partir de la situación epidemiológica actual, en relación al Coronavirus.

Published

on

En base a los lineamientos del Ministerio de Salud de la Nación, la Dirección de Sangre y Hemoderivados, emite las siguientes recomendaciones para el criterio de selección de donantes de sangre frente a la situación epidemiológica de COVID-19.

A nivel local, la Jefa del Servicio de Hemoterapia del Hospital Municipal “Dr. Héctor M. Cura” y coordinadora de Hemoterapia en la Región Sanitaria IX, Dra. Laura Cardoso, informó que dichos criterios de selección de donantes se comenzaron a implementar a partir del día de la fecha, en el nosocomio local y en todos los centros de salud de la región.

No son aptos para donar:

  1. Candidatos sintomáticos y que cumplan los criterios del caso sospechoso.*
  2. Candidatos asintomáticos que tengan un historial de viaje en los últimos 14 días a China, Corea del Sur, Japón, Irán, Italia, España, Francia y Alemania deben considerarse no aptos para la donación de 30 días después de regresar de estas áreas.* *
  3. Candidatos que han tenido contacto con personas sospechadas o confirmadas de infección con el nuevo coronavirus, en los últimos 14 días, deben considerarse no aptos para donar por el período de 30 días después del último contacto con estas personas.
  4. Candidatos con diagnóstico confirmado de infección por Nuevo Coronavirus, deben considerarse no aptos para donar por un período de 90 días después de la recuperación (asintomática y sin secuelas que contraindiquen la donación).

Cabe aclarar que en el primer ítem se encuentra incluida toda persona que presente fiebre y uno o más síntomas respiratorios: como tos, odinofagia y dificultad respiratoria, sin otra etiología que explique completamente la presentación clínica y en los últimos 14 días haya estado en contacto con casos confirmados o probables de COVID-19.

Mientras que en el segundo punto, comprende a toda persona que tenga un historial de viaje o que haya estado en zonas con transmisión local de COVID-19. Las zonas que se consideran con transmisión local al día 06/03/2020 son: China – Corea del Sur – Japón – Irán Italia – España – Francia – Alemania.

Continue Reading
 Farmacias de turno en Olavarría Facultad de Derecho