Connect with us

Opinión

Gustavo Béliz, ¿el Censor moderno?

Published

on

 

Entre las noticias que se disipan con facilidad asombrosa, quizá por propia decisión de los autores o por la vorágine cotidiana de la población que se abate cada hora màs frente a la imposibilidad manifiesta de arribar con bien a fin de mes, aparece una que realmente debiese inquietar, molestar y acarrear un intrínseco repudio generalizado. 

Lo que mayor grado de preocupación conlleva esta mala nueva, es quien la pergeña: se trata del doctor Gustavo Bèliz, un intelectual de fuste, partìcipe incluso en varias gestiones de gobierno, una persona de diálogo, allende la Iglesia Catòlica, con sòlidos predicamentos. Sin perjuicio de su capacidad mental y su experiencia política, su propuesta nos podría hacer retroceder en el tiempo y llevarnos al oscurantismo de la última Dictadura Cìvicomilitar donde obraba un mìtico personaje llamado Tato, el Censor que se ocupaba, cual su descripción, a cortar literalmente películas y dejarlas asì servidas al público, sin aquellos toques de presunta inmoralidad, o negativismo, según claro el análisis del poder de turno. 

La sospecha de Bèliz lo sume en un mar de fango. Lo degrada y lo posiciona en un sitio muy inexplicable. No se podría volver desde ahì, si su proyecto cobra vida. Entrarìamos todos en una etapa sòrdida y poco convencional, donde otra ocasión màs, la utilización del miedo inoculado, saldría a recorrer calles y computadoras personales. 

Para don Gustavo, las redes sociales, tan difundidas y al alcance de cualquier mortal, son una herramienta conductora de jezabèlicos hábitos, entre ellos distinguimos la crìtica al oficialismo de este momento. 

Hete aquí que este señor propone, sesudamente, que se cree, que se implante, que se imponga por Ley, un ente regulador de las redes “para que dejen de intoxicar el espíritu de nuestra democracia”. 

Nadie puede digerir tamaña noticia y no caerse de espaldas, cuando menos. Por las intuidas consecuencias que irìa trayendo consigo tal asedio a la gente de este país. 

Obvio, existiría en tal caso, un explìcito Manual de Consulta donde estarán escritas las normas del censor. Allì brotarìan los rìos del saber oscuro de las prohibiciones, que en la praxis ya han cobrado víctimas, por ejemplo en Facebook, donde se han bloqueado perfiles o hackeado cuentas por “dichos ofensivos” contra el poder central.

Entonces lo peor es actuar con indiferencia, no subrayar lo inviable de esta fantochada. Denunciarla con amplitud y sin temor. El pánico ya demasiado daño le hizo a esta nación durante la prolongación indefinida de las bucólicas cuarentenas autocràticas. 

Màs allà de ciertas actitudes de personas en las redes, convengamos que los grandes demonios que acechan en las chinescas sombras, no provienen de postear en casa cosas anti gubernamentales. La problemática concreta està en otro lugar. 

El falsear la verdad con relatos inscriptos para la oportunidad; la creciente impunidad; la carencia comprobable de nobles ejemplos. (Recordemos nomàs un segundo lo acaecido en Olivos y la fiesta cumpleañera de Fabiola. Se ordenaba una baterìa de imposiciones y no se procedìa ni siquiera en la alta esfera, a servir con el ejemplo. Una parodia mentirosa de un poder enclenque y sin autoridad). Y se podría citar como sello, la corrupción que galopa libre por las praderas vernàculas, cada hora con mayor liviandad.

Por tales motivos, mis amigos, excomulgar a las redes sociales, ponerlas en apuros, es un intento llano de legalizar la censura a ultranza y para nada habla en favor de quien se ufane de avasallar los derechos elementales de cada quien. 

Quizà los antecedentes de la inconstitucional sucesión de mórbidas cuarentenas, le ofrezca a Bèliz un platillo caliente, tentador y apetecible. Si la ciudadanía y los medios, nada expresan con denuedo sobre esta impúdica alternativa, tal vez tenga, pues, el alicaído poder una luz de ventaja para someter al manso pueblo. Depende de todos frenar al pichòn de Tato, al censor moderno. 

Por Mario Delgado.-  

Advertisement

Opinión

La consolidación del poder de Ezequiel Galli

Published

on

Nuevas alianzas.- La construcción de poder del actual Jefe Comunal se evidencia, ya a esta altura, de forma bien definida, al menos si se presta atención a variopintos detalles, a saber: A) Un acercamiento al ex Intendente doctor José Eseverri, con intercambio de personas que han ido a dar al Ejecutivo o al Legislativo; B) Estrechos lazos de unión con un eje de mando olavarriense: la Cooperativa de Luz y afines, incluyendo al Peronismo Republicano, un armado de centro derecha, en el Frente Juntos y dándole cause a la fusión con una nueva concejal. Hoy Coopelectric cuenta pues, con dos ediles de su riñón. La prolongación vía Decreto de la concesión sanitaria, es un emblema claro de tal amistad; C) Una novel forma de tratar el Alcalde a la UCR vernácula, que en su momento fue crìtica con la Administración Central olavarriense. La llegada de Belén Vergel, mediante un movimiento táctico, abre un canal de visión más sentida del rol radical dentro del clan oficialista; D) La invención por parte de Mariano Ciancio y demás referentes de la Unión Vecinal y la entrada triunfal de Javier Frìas, previo enroque, al Concejo, es otra puerta corrediza a los barrios y a las entidades fomentistas, al menos, claro, a aquellas afines al abogado Intendente. 

Interna del PRO.- El partido de referencia del líder de Rivadavia y San Martín, se ubica hoy en una etapa de ebullición intestina, aunque quizá un poco más moderada la acción que lo advertible en el Frente de Todos a nivel nacional. Hay, cuando menos, mis amigos, cuatro apellidos en danza: Mauricio Macri, ex Presidente y quizá todavía una mochila de plomo desde lo electoral, pero sin perjuicio de ello, un manual de consulta y con la experiencia de haber sido componente de Casa Rosada. 

Horacio Rodríguez Larreta y la reciente visitante Patricia Bullrich se anotan también en la punta de la compulsa. Habría que divisar a Marìa Vidal tal vez, aunque no tan encaramada a la red. 

Por fuera.- Miguel Pichetto, desde su Peronismo Republicano, ya a manifestado su intención de unirse a la disputa por el liderazgo de Juntos y ser candidato al sillòn de Rivadavia. 

En la órbita del émulos de Alem, están Cornejo, Morales, Loustou y Manes, y podría aparecer otra u otras figuras interesadas. 

Provincia de Buenos Aires.- Se comenta que la Provincia que habitamos tiene la entereza del Diputado Diego Santilli, adoptado por varios sectores, Su apetencia a Gobernador no vislumbra aún adversarios dentro del armado, aunque no se descarta con el devenir de las semanas, nuevas intenciones llegando a la arena. 

Lo local.- La gran pregunta es, mis lectores del alma: ¿Ezequiel irà por la re reelección al sillón de don Amparo Castro? Especulaciones hubo y habrá, empero, hasta que el hombre diga que pretende. Se rumorean posibles nombres, en caso de desistir. Entre Hilario Galli y Diego Robbiani, con divergencias y mediciones en barrios y localidades. 

La pata peronista, por fuera del gallismo o galicismo puro, ¿la quiere obtener un periodista, siendo la voz por estos pagos cementeros de Emilio Monzò? Por otro lado, y hablando de rumores de otoño, ¿Longo y Fayanas están siendo tentados o son sólo cuentos de diván?

Como es lógico pensar, falta todavía y en el crucial horizonte, puede emerger alguien con propuestas o con la cara seductora. El ánimo de la gente en general, se ubica muy resentido por la cotidianeidad, mas nada se rechaza nunca del todo. 

Las piedras en el zapato del Jefe político nativo son distintas y complejas: las quejas por un presunto abandono del mantenimiento de las localidades, justo a semanitas de la elección no vinculante de Delegados. Llueven las peticiones y reclamos por demandas viejas y nóveles. Tales sugestiones dictan pedidos de mejores calles hasta de atender la salud. Desde un balneario hasta luminarias. 

La denominada Causa Terrenos es una página negra. O gris. Pero molesta, aunque las reacciones populares varíen con la distancia. Pasar el tiempo sin datos certeros ni responsables ya definidos, cansa a la población que entrecruza el tema con perfiles partidarias contrarias. Mucho ruido y poca nuez. “Si no cayó con lo del Indio”, dirá algún memorioso. 

La posible presencia de agentes municipales, en la red de venta irregular, no es un tópico menor. El asunto es deslindar culpas y clarificar pronto. 

Las viviendas del TUVI y la disputa entablada, por precariedad y reyertas de ocasión, son un par de evidencias de un modelo de intención de edificar poder, alguien de la contra, desde la óptica del escándalo. ¿Sirve tal cuestión en una modesta aldea como esta?

Ezequiel, a su turno, construye poder, caminando por valles de luz y de ciertas sombras. Nunca nada, hasta aquí, opacò del todo su talante, a excepción de la traumática visita de Solari, de cara al electorado mayoritario. Habrà que atender entonces, a los pedregullos del instante. Si prosperan y lo hacen ceder, o quedan en el olvido. Como lo del Indio. 

Por Mario Delgado.-  

Continue Reading

Opinión

Papá y abuelo

Published

on

La deducción es simple: los jóvenes, por una cuestión biológica, no estaban, no vivieron los acelerados tiempos de la década del setenta, o incluso antes cuando ya la violencia había iniciado su periplo demencial en el país. 

Por tal motivo es muy coherente pedir que los padres y abuelos tengan a bien, en un momento de relax, contarles a los purretes la auténtica verdad de la milanesa. Observar la película en pantalla completa. Nada más y nada menos que de eso se trata la delicada temática de revisar con imparcialidad, lo sucedido en esos hoy tan distantes años. 

La vuelta de tuerca se hace otra vez necesaria, luego del nuevo aniversario de aquel golpe cívico militar que derrocó al gobierno constitucional de la señora Estela Martínez de Perón. ¡Vaya! Parece una increíble época. 

Los datos sesgados y la impertinencia de siempre, se reiteró en este 2022. La tremenda parcialización del relato ofrecido a la gente, asombra y asusta, por los intereses creados a tal efecto, que deforman o tergiversan incluso, bastante los hechos acontecidos. 

No es que no hubo abusos y locuras expresas de quienes tomaron las riendas del Estado, es que, en rigor de ser exactos, se los fue incluso a buscar a sus cuarteles para que “pusiesen orden” en medio del imperante caos. Padres y abuelos saben. Pregunten.

La sujeción a un solo relato, obedece a una composición melódica atrayente: la obtención de subsidios para montar organizaciones pretendidamente defensoras de los derechos humanos.  

La muerte se regodeaba en las arterias argentinas. De tales cosas, los chicos han de adquirir conocimientos si oyen a sus abuelos y padres, con ganas de despacharse en libertad y con anécdotas muy ilustrativas. 

Podrán contarles de los deseos del ERP de fundar una nación aparte en Tucumán, o de los delirios montoneros y de las ideas tan comunes de sojuzgar al pueblo. Podrán saber de las facultades coptadas, entre ellas la de Ingeniería local, que cayó en manos montoneras también. La memoria es amplia, si se la deja actuar. 

Los papás y abuelos podrán hablar de los 1094 asesinatos, de los 756 secuestros, de los 2368 heridos y de las 4380 bombas detonadas por los grupos guerrilleros, por los “idealistas” tan ponderados luego. 

Si dejan los celulares unos minutos en paz, los jóvenes conocerán de primera mano, la información precisa: el 5 de marzo de 1975, “pacíficos pibes” quisieron copar el Regimiento 29 de Monte en Formosa. Allí los señores “idealistas” mataron a mansalva a 10 soldados conscriptos, léase obligados por Ley a cumplir el Servicio Militar; no eran “gorilas vende patria”. 

Ahí mismo un “colimba”, a propósito, ahorita olvidado por completo por los “organismos de derechos humanos”, Hermindo Luna, esgrimió la frase sustentada con pelotas de verdad: “Acá no se rinde nadie, carajo”. Pregunten, chicas y chicos, y husmeen. 

Y entonces verán que en 1974, un poco antes del episodio de recién, los subversivos vinieron muy cerquita de aquí: en Azul mataron al Jefe de Regimiento Jorge Ibarzàbal y su esposa. Este luctuoso caso, motivó un rechazo generalizado en la política y fue el propio Juan Peròn quien expresó: “La decisión soberana de las grandes mayorías nacionales de protagonizar una revolución de paz y el repudio unánime de la ciudadanía hará que los psicópatas sean exterminados uno a uno para bien de la República”. De esto no se conversa en los claustros del falseado relato. 

Ni se subraya el Decreto 2772/75 de la ex Presidente María de Peròn, el cual es drástico al proclamar la definitiva aniquilación de los focos de subvertidores de los valores. Después, en un aparte, podrán inquirir si acaso el odio no hubo de ser fogoneado y luego se escapó de la posibilidad de controlarlo. Padres y abuelos entenderán. Nada fue casual, tampoco. 

La ventana del saber puede abrirse oyendo la campana oxidada. La que jamás se toca, ni por broma. Quizá porque no emocione tanto saber que las propias Madres de Plaza de Mayo, sostenían carteles nombrando a 9000 desaparecidos. En fin, que nunca más vuelvan los golpes de Estado. Pero que se mire la panorámica en toda su dimensión. Por el bien común. ¿O no es eso lo que ansiamos todos?  O a lo mejor, yo no lo sepa todavía, pero haya personas a las que les reditúe la ignorancia del resto. 

Por Mario Delgado.-   

Continue Reading
 Farmacias de turno en Olavarría Facultad de Derecho