Connect with us

La Región

Pedido de excarcelación denegado para el acusado de violar a una menor en Alvear

Al encausado le atribuyen haber sometido sexualmente a la víctima en reiteradas ocasiones desde que ella tenía 15 años. Cuatro hechos de “abuso sexual con acceso carnal” y uno de “lesiones leves” son los delitos por los cuales está detenido. El mismo Juez de Garantías que el martes de la semana pasada le dictó esa medida de coerción al joven fue quien ayer rechazó la solicitud para que recuperara la libertad.

Publicado hace

Una semana después a que resultara detenido en General Alvear por un caso de abuso sexual donde como víctima figura una adolescente menor de edad, el Juez de Garantías que entiende en esta investigación penal rechazó ayer un pedido de excarcelación para el encausado que había sido presentado desde una Defensa Oficial.

“El beneficio excarcelatorio no ha de resultar procedente, por cuanto no sólo advierto que la petición defensista no se encuentra enmarcada en ninguno de los supuestos contemplados por el artículo 169 del CPP, sino que de los elementos valorados se encuentra demostrado que el imputado intentará con su accionar eludir la acción de la justicia o entorpecer el desarrollo de la investigación”, escribió el magistrado Federico Barberena en uno de los párrafos de esa resolución.

No bien el acusado había sido detenido el martes de la semana que pasó en Alvear en el marco de un procedimiento llevado a cabo en la vía pública, en un principio se dispuso que permaneciera alojado en la Estación de Policía Comunal de esa ciudad distante a poco menos de cien kilómetros de Azul.

Había sido también el magistrado a cargo del Juzgado de Garantías 2 con sede en los tribunales de Azul quien ordenó aquella medida de coerción, a través de una resolución donde dispuso que, una vez que se consiga cupo, el imputado sea trasladado a la alcaidía de una de las unidades penales situadas en jurisdicción del Departamento Judicial local.

El acusado de estos hechos de abuso sexual en perjuicio de una menor de edad es un joven de 25 años, a quien voceros allegados a esta causa habían identificado como Mariano Flecha.

Desde la UFI 20 con asiento en General Alvear, Cristian Citterio es el fiscal que lleva adelante la instrucción de esta causa donde, con los elementos de prueba reunidos hasta el momento, había solicitado la detención para el joven que se hiciera efectiva en aquella ciudad el martes de la semana anterior.

Flecha se había negado a declarar cuando, después de su arresto, fue trasladado a sede judicial para cumplir desde la Acusación con esa audiencia indagatoria.

En esta investigación penal es considerado -“prima facie”- autor de “cuatro hechos” de abuso sexual con acceso carnal y uno de lesiones leves. Delitos todos considerados como cometidos “en concurso real de acciones entre sí”.

De acuerdo con lo probado hasta el momento, a partir del mes de junio del año 2018 Flecha había cometido en perjuicio de la víctima, cuando la adolescente tenía en ese entonces 15 años, los abusos sexuales por los que permanece detenido y ayer se rechazó ese pedido para que fuera excarcelado.

Varios inmuebles donde la menor vivía, a quien por cuestiones familiares el encausado conocía, se convirtieron en los escenarios de esos cuatro hechos donde la chica -según ella misma después afirmara en sede judicial cuando declaró por medio de la Cámara Gesell- fue violada.

También ha podido determinarse que todos esos episodios estuvieron marcados por circunstancias similares, vinculadas a que el ahora acusado, conociendo que la menor estaba sola, iba a verla y luego, ejerciendo violencia sobre ella, la sometía sexualmente.Después de que el último de estos episodios ocurriera en enero del año 2019, el pasado 13 de febrero sucedió ese otro ilícito que también le atribuyen al joven que continúa detenido.

De acuerdo con lo que la propia víctima señalara, aquel día Flecha y la madre del joven la agredieron y le provocaron lesiones, en el marco de un incidente que se produjo cuando la adolescente, en presencia de varios familiares del encausado, lo increpó para que hablara sobre todas esas ocasiones en que la había violado.

Un día después de sucedido ese hecho la chica radicó una denuncia por la que la semana anterior le fue dictada, también por el titular del Juzgado de Garantías 2 con sede en el Palacio de Justicia de Azul, la detención a Flecha.

El Juez de Garantías señaló en lo dispuesto que la excarcelación solicitada para Flecha no podía prosperar debido a que los delitos que le imputan prevén, como máximo, una escala penal que supera a la de los ocho años de prisión.

“Teniendo en cuenta que el beneficio excarcelatorio es solicitado en forma ordinaria, he de reiterar que la pretensión defensista no ha de tener acogida favorable, por cuanto no se encuentra ajustada a ninguno de los supuestos allí contemplados, por cuanto si bien nos encontramos ante un concurso real de delitos intimados, el monto máximo de la pena privativa de libertad establecida para el delito más severamente penado se establece a los 15 años de prisión, superando así el de 8 años establecido como límite en la norma procesal”, explicó al respecto el juez de Garantías Barberena en lo resuelto.

“En virtud de ello, en el caso de marras tenemos una presunción de fuga que surge del propio texto de la ley, basada sin duda en la circunstancia de que un importante monto de pena en expectativa se erige como un peligro de elusión de la justicia, conllevando ello a confirmar la existencia del peligro procesal de fuga, por lo que corresponde mantener la privación de la libertad que viene sufriendo el encausado Flecha”, indicó el magistrado para rechazar ese pedido de excarcelación para el acusado de este caso de abuso sexual.

Para denegar esa solicitud el Juez garante también tuvo en cuenta que estando en libertad el joven podría entorpecer en el pulso de esta investigación que lo tiene como acusado. Y en ese sentido, hizo alusión al incidente ocurrido con la menor el 13 de febrero de este año, cuando junto con su madre ambos la agredieron.

Fuente: Diario El Tiempo

Foto: Archivo Policía comunal Gral. Alvear

Advertisement

La Región

Condenaron a tres años de prisión en suspenso a dos policias por “apremios ilegales”

La resolución de este debate se conoció ayer. Desarrollado en un Juzgado Correccional con asiento en el Palacio de Justicia de Azul, incluyó para ambos efectivos de seguridad penas de inhabilitación, las cuales les impiden ejercer cargos públicos durante seis años. El hecho materia de este proceso había ocurrido en Las Flores en febrero de 2017. Los condenados en esta primera instancia golpearon a un joven y sumergieron su cara en un tanque con agua, tras ingresar sin una orden judicial a su casa cuando buscaban el arma que le habían sustraído a una mujer policía.

Publicado hace

Aníbal Álvarez, el magistrado que intervino en este juicio oral, también inhabilitó a ambos efectivos de seguridad “para desempeñarse como funcionarios o empleados públicos” por un lapso de seis años.

Los policías condenados en esta primera instancia fueron identificados por fuentes judiciales como Juan Adrián Paulucci y Leopoldo Daniel Núñez. Oriundos de Las Flores y con actuales domicilios en esa vecina ciudad, el primero de los agentes mencionados tiene 43 años de edad y el otro, 44.

El hecho que se tradujo en las condenas para ambos efectivos de seguridad -según se señala en el fallo, “numerarios de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de Azul” que cumplían funciones “en un grupo de avanzada con asiento en la ciudad de Las Flores”- había ocurrido el 23 de febrero de 2017.

Aquel episodio, en esa vecina ciudad ya referida, sucedió en la casa donde el joven que resultara víctima de estos “apremios ilegales” se domicilia, la cual está situada sobre la calle Larralde.

Paulucci y Núñez, a modo de apoyo a personal de la Estación de Policía Comunal, habían ingresado a ese inmueble en busca de un joven llamado Mariano Yamil Caputo.

A la víctima de este hecho, aquel día uno de los ahora condenados en esta primera instancia lo redujo “colocándole los brazos por detrás de la nuca”.

Al mismo tiempo, el otro policía le dio “varias trompadas en la cara, pómulo, oreja y estómago”, provocando que el joven -que padece una discapacidad que le impide hablar normalmente- “sufriera lesiones leves”.

Además, uno de los efectivos encausados, en dos ocasiones “le sumergió su cabeza en un tanque de agua que existía en el lugar”, en busca de que Caputo dijera dónde estaba el arma reglamentaria que le había sido sustraída aquel mismo 23 de febrero de 2017 a una mujer policía.

Ese mismo día en que fuera agredido, el joven recibió asistencia en el hospital y después formuló una denuncia en sede judicial, presentación que se convirtió en el inicio de la investigación penal que ayer derivó en las condenas para ambos policías.

Durante el juicio la víctima declaró en dos oportunidades. Y teniendo en cuenta sus problemas para poder hablar, esos testimonios los brindó asistido. En un principio, con su abuela en calidad de intérprete y de forma presencial. Después, pero de manera virtual por zoom, acompañado por una especialista en lenguaje de señas perteneciente al programa de “Acceso a la justicia para personas con discapacidad (ADAJUS)” que depende del Ministerio de Justicia de la Nación.

De acuerdo con el relato de Caputo, la agresión que sufriera en su casa fue presenciada por su abuela y por su hermana, mujeres ambas que comparecieron como testigos en este debate cuyo fallo se anunció ayer.

“Respecto a la versión de los funcionarios policiales -indicó ese mismo Juez en otro tramo de lo dispuesto, al analizar lo que dijeron efectivos de seguridad convocados también como testigos a este debate- se advierte en las mismas un claro intento de ‘cerrar filas’ en defensa de sus colegas, evitando así responsabilidades personales, ya que de haber estado presente alguno de ellos al momento de la agresión le sería imputable el no haberlas impedido”.

“Asimismo, tampoco se ha podido explicar cuál era concretamente el motivo por el cual los funcionarios policiales se constituyeron nuevamente en el domicilio de Caputo”, teniendo en cuenta que otros policías ligados a la investigación de este hecho ya habían revisado el inmueble de la víctima horas antes, ocasión durante la cual ese arma que buscaban tampoco fue encontrada.

“Ello permite colegir, como lo señala el Sr. Agente Fiscal, que el objeto era, evidentemente, ‘apurar o apretar’ a Mariano Caputo para que dijera dónde estaba el arma, ya que de otra manera no se explica el inusitado despliegue llevado a cabo por el personal policial”. Algo que, aquel 23 de febrero de 2017, incluyó que al ingresar en la casa de la víctima los efectivos no contaran con orden judicial que habilitara esa diligencia.

Mientras que el Juez que condenó ayer a ambos policías valoró como atenuantes que no registran antecedentes penales; como una agravante de esas penas que les dictó tuvo en cuenta “la gravedad de los vejámenes aplicados a Caputo, fundamentalmente al sumergirle en dos oportunidades la cabeza en un recipiente con agua”.

“Respecto a esta circunstancia, entiendo que al no haberse determinado el tiempo de duración de dichas sumersiones no cabe que se la considere como ‘tortura'”, figura penal que pretendía se aplicara en este caso el representante del Ministerio Público Fiscal que intervino en el juicio oral.

Fuente: Diario EL Tiempo

Seguir leyendo

La Región

Se inició la licitación para concretar las obras de ampliación y reforma del centro de salud Villa Italia Norte en Tandil

El Sistema Integrado de Salud Pública del Municipio de Tandil inició éste proceso como parte de los programas de inversión para continuar mejorando los servicios que se ofrecen a los ciudadanos.

Publicado hace

La licitación tiene un presupuesto oficial de $6.049.050 y la apertura de ofertas se realizará el 21 de abril a las 10 hs. en el Departamento de Compras y Suministros del Sistema Integrado de Salud Pública.

El proyecto plantea ampliar el servicio hacia el área posterior de la edificación existente en la calle Patagonia al 900, con una nueva construcción que posibilitará ampliar la sala de espera, consultorios y generar un nuevo espacio que permita realizar múltiples actividades.

De esta manera las autoridades comunales esperan mejorar los servicios que se brindan en el centro que atiende a los vecinos de una zona de la ciudad que registra un importante crecimiento en los últimos años.

La iniciativa forma parte de un plan impulsado por la comuna como parte del Fondo Municipal para Convenios de Infraestructura y que también incluye la construcción del nuevo edificio del Centro de Salud del Barrio Palermo, que ya comenzó, y la readecuación de la sede del Centro de Salud del Barrio Belgrano, que se licitará próximamente.

Además como parte de las políticas públicas impulsadas por el Municipio en materia de salud comunitaria, recientemente el Centro de Salud del barrio San Cayetano extendió su horario de atención hasta las 22 hs.

Seguir leyendo