Connect with us

Cultura

Mauricio Kartun: “El teatro es de una fragilidad de cristal, hay que encontrar cómo seguir o hundirse”

El renombrado dramaturgo y director teatral vuelve a la escena porteña con el reestreno de su obra Terrenal. Misterio ácrata, uno de los emblemas de la literatura dramática criolla contemporánea.

Publicado hace

Por Silvina Gianibelli |​ Ilustración: Matías de Brasi

Caín, Abel y la versión conurbana del mito. Eso es Terrenal.

Caín productor morronero. Abel vagabundo, vendedor de carnada viva en una banquina del asfalto que va al Tigris. Hermanos a los bifes compartiendo un terreno, su edén berreta, partido al medio, al que nunca podrán volver morada común. La dialéctica imperecedera entre el sedentario y el nómade. Y Tatita, siempre ausente, que regresa al fin ese domingo melancólico. Esta trascendental obra de Mauricio Kartun en la que actúan Claudio Da Passano, Tony Lestingi y Claudio Martinez Bel, puede verse los sábados a las 20:00 hs en Caras y Caretas (Sarmiento 2037, CABA) y las entradas se puede adquirir a través de Alternativa.

AGENCIA PACO URONDO: Después de haber estado un año en contacto total con la naturaleza, desde la orilla atlántica ¿cómo vivís la vuelta hacia la ciudad, nada más y nada menos que con Terrenal?

Mauricio Kartun: Bueno, tampoco es que me retiré al bucolismo pastoril, fue un año de plantitas pero sobretodo de series, te diría. El rebusque humano de adaptación es su sello en la naturaleza. Nos amoldamos. No está demasiado placentero ahora lo urbano, digamos, todo se complica, pero reponer Terrenal me da tanto gusto que lo demás pasa al fondo.

APU: ¿En qué sentido considerás que Terrenal nos convoca, hoy, en su modo de contener un relato, de darnos luz?

M.K.: Los mitos tienen una rara supervivencia, son como los virus: a nuevas condiciones adquieren nuevas formas porque su sentido es justamente la permanencia. En su versión pandemia tal vez se potencie mucho ese pensamiento abelista de apartarse de la producción compulsiva, del hacer frenético, y dedicarse a estar. Y a ser.

APU: En un mundo que espera la solución de la pandemia, supongo que la obra se transforma más mítica: todos somos Caínes y Abeles…

M.K.: Justamente. En situaciones límites todo arquetipo se potencia. El vecino que siempre ayuda puede volverse pegajoso, y el que siempre ostenta música fuerte se vuelve un torturador.

(Foto: Camila Alonso)

APU: Una nueva interpretación de Tatita, tiende un manto de expectativas amorosas; ¿cómo viviste esta presencia escénica de Claudio Da Passano?

M.K.: Dapa es un actor de gama riquísima. Pero en este caso aprovecha además un atributo único: conoce el espectáculo desde adentro de muchas temporadas haciendo otro de los personajes, el de Abel. Puede jugar en el nuevo rol como ningún otro actor podría hacerlo, porta el adn familiar del espectáculo. Estamos disfrutando muchísimo los ensayos porque en cada uno encuentra nuevas resonancias de viejos parlamentos, aparecen montones de juegos nuevos. Y los otros dos actores potencian aún más su talento. Va a ser una nueva versión muy renovada.

APU: Mientras el mundo nos tiene entretenidos con el derrotismo, Terrenal camina hacia lo que todos esperamos: ¡volver al teatro!

M.K.: Hay algo razonable en el andar nómada: marchás cuando hay luz y cuando oscurece acampás. Aprovechamos ahora que clareó un cacho y avanzamos. Y si luego volvemos a parar nadie te quita lo recorrido. Lo importante es mantenerse en marcha.

APU: Sos el Pugliese del teatro, siempre con el equipo en cooperativa. Podríamos decir que es tu propio edén criollo… ¿cómo viven la vuelta grupalmente?

M.K.: Si Terrenal llegó a su octava temporada no ha sido nomás porque el público la demande. Hay una mística interna que la sostiene. Y una mítica, la del propio relato que uno se arma en cada laburo, la del desafío estético y porque no la del de intentar esto como modo de vida en un campo tan poco dado a dejar un mango como el del circuito independiente. Creo mucho en hacer ese aguante. Y todo el equipo, claro, eso es lo importante, porque de ese equipo depende absolutamente todo. El teatro es de una fragilidad de cristal. Un actor se fastidia y se va. O le ofrecen un trabajo mejor. O como nos sucedió, lo más horroroso, lo más trágico, nuestra fragilidad física: un actor se enferma, un actor se muere. Y hay que encontrar como seguir o hundirse.

Leí alguna vez por ahí que el origen de la palabra equipar es subir a un barco todo lo necesario para una larga travesía. Un equipo es eso: un acopio de soluciones posibles que funcionan como un organismo.

APU: Siempre, atento al oído poético del espectador y en contacto frecuente en las redes con ellos; ¿qué te conmueve especialmente de este tiempo en lo que te manifiestan?

M.K.: La relación entre el dramaturgo y el público fue desde siempre y hasta hace pocos años un intercambio implícito. Y anónimo en parte porque los aplausos, las risas los abucheos no tenían nombre. Pero las redes sociales crearon una especie de platea virtual expuesta. Le prende la luz a la sala, te los presenta, te permite escucharlos, identificarlos. Y a veces, claro, te condena a hacerlo. Lo que nos conmueve (como equipo justamente), es comprobar allí la reincidencia de ese público, el espectador que vuelve tres o cuatro veces a ver el espectáculo. Y te obliga, claro, a mantener muy viva cada función, no permite achancharse. Del teatro achanchado no facturás ni chorizo.

No hay descripción disponible.

FICHA TÉCNICA-ARTÍSTICA

Autoría: Mauricio Kartun

Actúan: Claudio Da Passano, Tony Lestingi, Claudio Martinez Bel

Vestuario: Gabriela A. Fernández

Escenografía: Gabriela A. Fernández

Iluminación: Leandra Rodríguez

Diseño sonoro: Eliana Liuni

Fotografía: Patricio Vegezzi

Asistencia de escenografía: Maria Laura Voskian

Asistencia de dirección: Alan Darling

Dirección: Mauricio Kartun

Advertisement

Cultura

Entregaron la “llave” de la Escuela de Orfebrería al maestro Ferreira

Publicado hace

La sala del Teatro Municipal fue sede del primer Festival “Septiembre Surero”. Antes del inicio del mismo, fue oportuno el espacio para brindar un reconocimiento a un ícono de la cultura local: el orfebre Armando Ferreira, definido por sus pares como “El gran artesano de nuestro país”.

Con un video en el que personalidades destacadas de la orfebrería latinoamericana brindaron cálidas palabras para Ferreira comenzó el homenaje.

Luego, fue agasajado por el secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida del Municipio Diego Robbiani, quien hizo entrega del Decreto N° 33/7 Mención Honorífica por su trayectoria y aporte a la cultura local, nacional e internacional.

La subsecretaria de Cultura y Educación Agustina Marino le regaló una fotografía y finalmente el intendente Ezequiel Galli entregó a Ferreira la llave de la Escuela de Orfebrería, con técnica de cincelado de alto relieve -con sus iniciales- por parte de Jano Chasman.

“Armando tiene esto que distingue a los maestros: no ser egoísta y transmitir el conocimiento, la humildad que tiene lo destaca y mucho”, reconoció el intendente Ezequiel Galli.

Desde sus inicios, la Escuela de Orfebrería tuvo como premisa “evitar la desaparición de nuestra artesanía más representativa y la única con características propias”. Armando se preocupó no solamente por transmitir el oficio, sino también por difundir las características del estilo y revalorizar la figura de Dámaso Arce.

“Yo hecho muchas llaves para muchos visitantes, tuve el honor de hacerla para Alfonsin y Milstein. Eso es lo que más me enorgullece. Los trabajos los hago con todo el placer, teniendo en cuenta que la platería olavarriense se difunda. Yo he luchado mucho por eso, que fuera reconocida en todos lados. Hoy lo he logrado”, reconoció Armando Ferreira.

“Es impresionante la calidad de la platería nuestra. Desde 1883 con el mismo estilo. Arce lo magnificó y así seguimos hasta hoy. Si eso no es tradición…”, aseguró.

Tras ello, el músico y artista local José Lucero Pedraz contó una canción en su honor y el payador Pablo Solo Díaz le dedicó su arte a Ferreira.

Luego, comenzó el primer Festival “Septiembre Surero”, un evento que pone en valor las expresiones culturales bonaerenses.

Durante este sábado se desarrollaron actividades en el Centro Cultural San José con el reconocido músico Juan Martín Scalerandi, quien dictó un seminario sobre música bonaerense y el artista Pablo Solo Díaz, que hizo lo propio con poesía criolla y popular.

La “Gala Surera”, en la sala del Teatro Municipal, contó con la participación del Ballet Folklórico Municipal, De Sur Adentro (Juan Carlos Maddio y Juan Ramírez), Juan Martín Scalerandi y Pablo Solo Díaz.

Seguir leyendo

Agenda

Ediciones delaltillo anuncia la presentación de libros de escritores locales

Ediciones independientes dealtillo de nuestra ciudad anunció el inicio de un ciclo de presentaciones de los últimos libros editados.

Publicado hace

Se realizará en la Casa del Bicentenario con la presencia de los autores de las obras donde además se servirá un vino de honor.
Las dos primeras presentaciones serán el sábado 18 de septiembre con “Cáliz para laicos” de Guillermo Del Zotto y el sábado 9 de octubre con “Quinto elemento” de Alberto Bernabé Sánchez Graf, siempre a las 19 horas.
“Caliz para laicos” es un poemario bilingüe (español-ruso) de Guillermo Del Zotto que reúne tres grupos de poemas que han obtenido diferentes premios y distinciones. A esa antología se le agregan dos poemas inéditos y la obra cuenta con un prólogo de la poeta María Julia Magistratti. “Quinto elemento” es la nueva obra de Alberto Sánchez Graf, reconocido poeta de nuestra ciudad que cuenta además con títulos como “El ojo desnudo” y “Animal Simbólico”.
Desde delatillo se anticipó además que próximamente se editarán los libros “El mismo rio”, tercera novela de Carlos Verucchi;“Desparido”, la segunda obra de Fabricio Lucio y “Comienzo del juego – el arte de las estatuas vivientes” de María Inés Banegas. Estos libros, que ya se encuentran en pre-venta, formarán parte del ciclo de presentaciones mencionado.

Seguir leyendo