Connect with us

Opinión

El dasacople

Published

on

Se promueve hoy desde las alturas del poder político, un desacople inusitado entre la exportación y lo que consumimos. En el medio, los precios fuera de òrbita. O sea, se nos dice sin eufemismos que a mayor exportación de productos alimenticios, la carne por ejemplo, es peor para el ya alicaído bolsillo del vapuleado argentino.
No se expone, en cambio, sobre la voracidad del Estado en ver nuevas puertas de obtención de dinero. Se crean nòveles términos pero las disposiciones emanadas de Balcarce 50 continúan en idéntica senda: lo que anhela Casa Rosada resulta evidente a todas luces y es ampliar su recaudación a través del sudor del que produce cada jornada.
Inquisitivos y opresores impuestos por doquier, comandados desde las sombras chinescas por Doña Inflaciòn, degluten sin cesar el aparato productivo y el poder adquisitivo, sin que nadie cree una barrera de contención suficiente para tan acuciante cotidianeidad.
No da màs la economía hogareña. Un kilo de carne picada cuesta en góndola de cualquier carnicerìa $ 500. De ahì en adelante, a mencionar valores exorbitantes como si nada. Un acostumbramiento enfermizo de la sociedad a la constante suba de precios sofocante e injustificada de cada dìa.
La cúpula de gobierno se establece en el centro y hace girar todo a su alrededor. Desde tiempos remotos. Todo asistido por un gran mal invento: el conurbano. Entonces la cuestión puede llegar a tomar otro cariz si comprendemos un tanto la tesitura de quienes ostentan la administración nacional.
Juegan a confundir, a desviar la atención de la gente, en aras de cumplir empero objetivos propios bien marcados. Sin dilaciones, objetan y culpan a otros de sus yerros y propósitos pre determinados.
El ítem es simple y perverso a la vez. En 60 kilòmetros cuadrados de tierra, viven 16 millones de almas, sobre un total de 44 millones de seres vivos que cubren la patria. Hagan los cálculos, mis amigos.
Obviamente en busca del “verso fabril”, esas gentes fueron distanciadas de los focos de producción agrícolas y ganaderas del país. Tal es asì pues, que les cuesta horrores conocer y valorar al campo desde su òptica metropolitana. No poseen ideas claras ni claves en relaciòn a la ruralidad y, para colmo, su vertiente de educación es nula o escueta.
Sin comprensión de los hechos tal cual ocurren, y sin libros que oficien de luz y guía, las prevendas del Estado se sitùan orondas en un pedestal inquietante. Una autèntica làstima. Año tras año, gobierno tras gobierno, con fotocopiada actitud. Se utiliza a tan gran masa de personas y se los menosprecia desde el vamos.
Corren por sus arterias las sustancias y la inseguridad. Las limitaciones y las ausencias de expectativas promisorias para niños y jóvenes, generalmente sentenciados desde previo a nacer, a la pobreza y la delincuencia.
Desde allì y con falsas premisas, se propone un odio visceral al otro, normalmente al que en verdad trabaja por un mundo mejor. Destilerìas de odio, rencor y resentimiento. No se corrige al tronco al desviarse; se lo insta a torcerse aùn un poco màs. Y arribamos a este presente inflacionario y pesimista con instrucciones precisas para continuar en el fango. Apenitas luces paliativas, programas sin consistencia e imprevisibilidad.
Las culpas nunca asumidas y los enfrentamientos estèriles entre argentinos, se dan en un marco tambièn para el análisis. Y, ¿cuàl es ese telòn de fondo tan peculiar? El pésimo desempeño de la dirigencia rural que, salvaguardando honorables excepciones, ha sido y es todavía, paupérrimo. Deleznable incluso en parte.
Como si no supiesen con que actores juegan, se tragan discursos y maniobras oficiales imposibles de ser aceptadas ni un segundo. Este desconcierto ha conformado un cuello de botella muy dramático, un laberinto intransitable con ciclos reiterados y cada instante màs perjudiciales para la salud del sector productivo.
Como vemos, nada es tal cual lo ponen en vidriera. El Estado solamente opta por construir vertientes de recaudación y en tal proyecto, lo que menos interesa es el bienestar del pueblo. Del ciudadano común, del productor, del independiente que no se arrodilla ante los planes del Estado.
Por Mario Delgado.-

Advertisement

Opinión

Elecciones en el Mundo

Año a año en el mundo se realizan procesos electorales ya sea para renovar parcial o total, los Poderes Ejecutivos y Legislativos. Nota escrita por Lic. Francisco Rodríguez, Politólogo.

Published

on

Con estas herramientas se fortalece las democracias y los ciudadanos lo que buscan ahora es Soluciones rápidas a los problemas cotidianos. Habrá 49 elecciones en distintos países. Comienza en Enero en Serbia con un referéndum Constitucional y culmina en Diciembre en Túnez con elecciones legislativas.

En América Latina hay elecciones claves, se eligen presidentes en Colombia y Brasil Jair Bolsonaro busca su reelección y enfrentara al candidato Lula da Silva, quien el año pasado la Corte Suprema le anulo todas las sentencias que lo llevaron a la cárcel. A su vez sin fecha definida habrá un referéndum Constitucional en Chile. También se debe agregar a Estados Unidos donde se harán elecciones legislativas, de medio término y el Pte. Baiden pone en juego su plan de gobierno. En el Caribe, Costa Rica elige presidente lo mismo que Haiti después del asesinato del presidente Jovenel Moise en el 2021.

En Europa, Francia, Hungría, Austria, Alemania y Serbia enfrentan Elecciones presidenciales. El presidente galo Macron enfrentara a la candidata republicana Valerie Pecresse que triunfo en las primarias, contra todo pronóstico. Y Orman ponen en juego su reelección en Hungría.

En Asia, Hong Kong, Corea del Sur y Filipinas celebran elecciones presidenciales, y Australia y Japón legislativas, se pondrá a prueba la relación y la influencia de China y Estados Unidos en la región Asia Pacifico.

Del lado de la zona de Oriente próximo, Líbano celebra elecciones legislativas, con las mismas se pone en juego mantener el frágil equilibrio, luego de la explosión del puerto de Beirut, donde afloraron los problemas internos.

En el norte de África, Libia celebrara la 2° vuelta de las presidenciales y con esto se espera aplacar la gran crisis interna y guerra civil que acarrea desde el año 2011, luego de la captura y muerte del líder libio Mohamad Kadafi. En Túnez habrá elecciones legislativas luego que el gobierno del presidente kaid Said haya prorrogado la suspensión del Parlamento. En el resto del continente Congo Senegal, Angola y Kenia celebran elecciones generales. En Gambia el país más pequeño y pobre de la región tendrá elecciones en la Asamblea Nacional, es después de restaurar la democracia y la reelección del presidente Adama Barrow.

También habrá elecciones en gubernaturas, ayuntamientos y diputaciones locales de México. En España, por su parte, se celebraran los comicios autonómicos de Castilla y Leon y Andalucía. En Irlanda del Norte las elecciones locales podrían marcar nuevamente la discusión de la unificación del país.

A su vez sin fecha determinada habrá elecciones generales en Malta, Chad, Malí y Nepal.

Escrita por Lic. Francisco Rodríguez, Politólogo

Continue Reading

Opinión

Los gobiernos con neumonía bilateral por un virus que arrasó con los oficialismos

Por Daniel Ivoskus, Consultor Político y parte del proyecto Continental 2022, quien lanzará su programa, El Bunker, los sábados de 11 a 13 horas en la radio mas escuchada de Argentina.

Published

on

El péndulo ideológico lo marcó: cuando el presente es tan exacerbado y riguroso, donde existe una cancelación del futuro, es tentador apostar al cambio, a probar algo nuevo, porque en definitiva el pensamiento que impera es Peor no podemos estar. Y se vota en consecuencia.Traducido en términos electorales, el virus dejó secuelas indelebles en las urnas y más de una democracia necesitó respirador para sobrevivir a tantos y tan abruptos estragos.

Los síntomas más notables que el COVID reflejó en las urnas:
 Debilitó a casi todos los gobiernos en el ejercicio del poder. En las siete elecciones presidenciales que se llevaron a cabo durante los meses de pandemia en América Latina el oficialismo perdió, sea cual sea su raíz ideológica.
Bajó el interés por votar. No se puede culpar al COVID por la desconfianza y la apatía en las urnas: los cambios en el comportamiento ya venían gestándose. El hartazgo ciudadano y el efecto “bronca” fueron factores clave durante todos los procesos.
Agravó el descreimiento y la decepción de los oficialismos. En todos los países donde se renovó el Ejecutivo quedó claro el mismo mensaje: ningún gobierno en ejercicio supo o pudo estar a la altura del enorme reto que supone atravesar una pandemia. Y esa demanda insatisfecha fue a medirse directamente en las urnas.
Reflejó el enojo de la población. El pesimismo y la insatisfacción fueron motores que influyeron en los resultados electorales. No se votó por promesas de cambio ni por escenarios transformadores: el presente agobiante, agravado por múltiples razones, impidió trascender el “aquí y ahora” y canceló las expectativas sobre el futuro.

Por Daniel Ivoskus, Consultor Político y parte del proyecto Continental 2022. Lanzará su programa, El Bunker, los sábados de 11 a 13 horas en la radio mas escuchada de Argentina.

Continue Reading