Connect with us

Las 5 de hoy!

Para la Justicia, el marido de Carolina Píparo evidenció “desprecio por la vida ajena”

La jueza que ordenó la detención de Juan Ignacio Buzali consideró en su fallo que el acusado tuvo “intención de ocultar su participación” en el hecho.

Publicado hace

La jueza de Garantías platense Marcela Garmendia, que ordenó este viernes el arresto del marido de la legisladora bonaerense Carolina Píparo -Juan Ignacio Buzali-, valoró para tomar la decisión el “desprecio por la vida ajena”, la persecución a “alta velocidad” de los motociclistas a los que embistió, la “falta de asistencia” a los heridos y “la intención de ocultar su participación en el suceso”.

En el fallo en el que dispuso el arresto, detalló los diversos elementos que tuvo en cuenta para avalar el pedido de arresto de Burzali, formulado por la fiscal de la causa, María Eugenia Di Lorenzo.

“Tanto los testigos oculares del hecho como también la prueba pericial agregada, demuestran el desprecio de la vida ajena y la representación del resultado muerte, en la conducta asumida antes, durante y después del hecho, por el conductor del Fiat 500L”, consideró la magistrada, tras revisar los testimonios, los videos y las pericias planimétricas incorporados a la causa.

Garmendia destacó que el marido de Píparo persiguió “a gran velocidad y por varios metros a las víctimas” cuando se desplazaban en moto “por delante” de su auto y que “en franca desprotección frente al mismo y cuando los tuvo a su alcance, pudiendo realizar otra maniobra, embistió sorpresivamente con la parte delantera de su auto y más precisamente en su sector medio, la zona trasera del motovehículo colisionado” en el que iban los jóvenes Luis Levalle, de 23 años, y un adolescente de 17, que sufrieron heridas.

“Lejos de detenerse, llamar a la policía y preocuparse por los jóvenes a los que atropelló, huyó del lugar a gran velocidad, arrastrando consigo la moto antes embestida, no mostrando interés respecto a si alguno de los sujetos pudiera haber quedado atrapado debajo del vehículo, demostrando con ello un total desprecio por el resultado de su accionar, quedando ello de manifiesto, no solo con la falta de asistencia a los sujetos que arrollara, sino también por haberse dado a la fuga del lugar, todo ello con la intención de ocultar su participación en el suceso”, agregó la jueza.

Para Garmendia, Buzali pudo “haber optado por dejar ir a los motociclistas que estaban en movimiento que siguieran su camino o en su defecto girar en alguna intersección, pero lejos de ello decidió seguirlos y sin importar las consecuencias”.

“Así el conductor no puede basar su accionar en un supuesto riesgo de vida, toda vez que en ningún momento las motos rodearon al vehículo, sino que de acuerdo al cúmulo de pruebas reunidas, éstos siempre estuvieron delante del mismo, con posibilidad, reitero, de realizar otra maniobra como ser pasar entre las motos o en su caso retroceder”, remarcó.

La magistrada valoró los dichos de testigos que refirieron que la moto embestida quedó “enganchada debajo del sector delantero del automóvil” de Buzali, aunque “sin importar dicha circunstancia, su conductor emprendió la fuga del lugar arrastrando el rodado menor mientas éste desprendía chispas por el roce con el asfalto – particularidad que no podía pasar inadvertida por los ocupantes del automóvil- por una distancia aproximada de trescientos metros”.

Además, en el escrito detalló que “durante dicho trayecto, a su vez, golpeó a dos vehículos que se encontraban estacionados, hasta llegar a la arteria 22 entre 37 y 38, donde se desprendió del motovehículo”, tras lo cual “continuó su huida del lugar de los hechos hasta arribar a las calles 12 entre 53 y 54 de esta ciudad”.

Advertisement

Las 5 de hoy!

Mora y Abel Pintos en la estancia Villa María: una boda de ensueño

Jairo cantó el Ave María en medio del bosque ambientado con 500 velas y la luz del atardecer.

Publicado hace

Este sábado en la estancia Villa María se llevó a cabo la boda de Mora Calabrese y Abel Pintos, una fiesta de ensueño con el Ave María cantado por Jairo y una elegante ambientación que mezcló el paisaje boscoso a media luz entre el atardecer y la calidez de las velas.

Los novios llegaron a Cañuelas el jueves a las 11 para celebrar el casamiento por iglesia a cargo del padre Marcos Cabrera, amigo de Abel, quien vino especialmente desde Alta Gracia para realizar el sacramento.

Desde ese día los novios permanecieron alojados en la imponente estancia fundada por Vicente Pereda en 1890. En 1919 el célebre arquitecto Alejandro Bustillo erigió la actual casa estilo tudor normando con todos los materiales traídos de Europa, para ser utilizada como residencia de verano. El paisajista Benito Javier Carrasco trabajó en la parquización de 75 hectáreas combinando el colorido cambiante de más de 300 especies que se perciben siempre diferentes en las distintas épocas del año.

La fiesta se realizó este sábado a partir de las 17 con 90 invitados, que era el número máximo autorizado cuando se organizó el evento.

Mora lució un vestido largo fourreau al bies en seda natural color Ivory, de corte sirena y de inspiración años ’30. Llevaba escote americano con espalda baja y falda con apliques de volados en organza de seda y plumas en cascada dando forma a una gran cola. La pieza estaba rematada con capa de organza de seda al tono de corte imperio y cola catedral. Los zapatos al tono en cabritilla nacarada de corte retro, todo firmado por el diseñador Fabián Zitta.
En cuanto al peinado, usó pines en el pelo de perlas, cristales y plumas sobre un recogido desestructurado.


Crédito: Maxi Failla.

Abel lució un smoking -diseñado por el sastre José Velosen y el estilista Martín Ceballos- inspirado en los años 70, con líneas suaves y elegantes. Totalmente artesanal y hecho a medida, con hombros suaves y combinando tela italiana con un suave ratier lineal en seda natural. Solapa en punta y negro pleno. Moño negro con volumen siguiendo con la inspiración del smoking y acompaño con camisa con pechera en contra textura. Zapatos acordonados y de charol negro.

“Para cerrar el estilismo se decidió llevar a cabo una pieza (bañada en oro), inspirada en un símbolo que representa la familia que están formado. Dicha pieza fue realizada por Fendra, de manera artesanal en color oro fino con una terminación en baño de oro puro pulido espejo”, contó Ceballos.

Durante un alto en el festejo Abel y Mora tuvieron la deferencia de caminar hacia el portón de entrada y dialogar con los periodistas. Allí Abel contó el modo en el que le propuso matrimonio a Mora, cómo transcurren sus vidas en Chaco, donde residen, y cuál es la canción que mejor representa su historia de amor.


Crédito: Maxi Failla.

AIRES TOSCANOS

La celebración fue pensada desde un inicio en un ambiente íntimo y familiar. No dejando ningún detalle al azar, Mora junto con el ambientador y wedding planner Javi Pita (@javipita) le dedicaron todo su tiempo para que esto se vea reflejado en cada momento de la celebración.

“El punto de partida fue inspirado en las bodas italianas. Encontrar un lugar mágico que nos aportara la frescura de una atmósfera ideal y que nos brinde todas las condiciones de cuidado necesarias por la pandemia que estamos viviendo fue la primera tarea a enfrentar: encontrar el espacio perfecto que nos permita realizar la boda de ensueños. Fue luego de una gran búsqueda que encontramos la Estancia Villa María” detalló Pita.


Crédito: Maxi Failla.

La ceremonia se realizará dentro del bosque que está detrás de las caballerizas y junto a la casona. Para el ingreso se confeccionó un camino cercado por coronas de novia y orquídeas con el vuelo de seis arañas de caireles protegidas por sutiles cortinas blancas acompañando la espalda del vestido de novia.

A cada lateral del camino se ubicaron los bancos de campo, donde se sentaron los familiares y amigos. En el momento de ingreso de Mora del brazo de su padre, Jairo cantó el Ave María. 

Se colocaron 600 metros lineales de pasarela alfombrada en negro custodiada de fanales a la altura de la rodilla. Estos senderos conectaron las tres instancias del evento: ceremonia, recepción y carpa principal. 

La luz jugó un rol central en el diseño de la recepción, ya que se fusionaron la bajada del sol con el despertar de las más de 500 velas y 800 metros lineales de lamparitas que fueron seleccionadas especialmente y ubicadas en el espacio, buscando generar ´charcos de luz´, creando distintos climas en los ambientes.

Para la recepción Javier Pita armó una estructura de hierro blanco de 10 x 18 forrada en luces. En el centro de dicho rectángulo se ubicó la barra de tragos con forma octogonal, forrada en espejos. A cada lado se distribuyeron juegos de living en colores verde esmeralda, nude, y arena. Sobre la alfombra negra se desplegaron alfombras persas y ocho floreros gigantes dorados de chapa con árboles de eucaliptus.


Crédito: Maxi Failla.

Todas las mesas ratonas estuvieron adornadas con una selecta variedad de flores coloridas. Entre la carpa de lucecitas y la carpa principal se destacó un vagón de tren restaurado con los baños de invitados.

En la carpa central de 18 x 16 se situó la pista de baile dorada, sobre la cual se lució estratégicamente el logo familiar diseñado por la pareja, que es una ramita. Con este mismo logos se adornaron las servilletas y los porta vasos. Las mesas estuvieron ubicadas en forma de U. La mesa principal fue la central, lo que les permitió a los novios tener la vista de la vieja casona, la laguna y la estructura de lucecitas donde transcurría la recepción.

Los centros de mesa estuvieron diseñados y realizados bajo la tutela de Javier Pita, compuestos por orquídeas blancas, coronas de reina y musgos. Los caminos florales estuvieron acompañados por velas de todas las alturas, sobre candelabros dorados. Toda la carpa principal estuvo recubierta en follaje verde. “La idea fue transcurrir como inmersos en un bosque encantado” resumió Javier.

Fuente: InfoCañuelas

Seguir leyendo

Las 5 de hoy!

Cómo reconocer usuarios falsos en redes sociales

Internet es un espacio abierto que permite conectar e interactuar con otras personas a sólo un click de distancia. Pero junto con los beneficios, pueden llegar los problemas. Aquí una serie de tips para identificar la veracidad de los usuarios online.

Publicado hace

La web tiene cada día más usuarios que aprovechan las facilidades que ofrecen las diversas plataformas para vincularse e interactuar. Entre tantos nuevos perfiles que se crean a diario, nunca faltan aquellos que crean sus cuentas con el objetivo de distribuir información falsa, asumir identidades que no son las suyas, e incluso trollear. Y las redes sociales se configuran como el ecosistema ideal para que esto suceda. Es por eso que Kwai, la aplicación de entretenimiento en formato de videos cortos, ofrece algunos consejos para poder diferenciar los perfiles reales de los que no lo son.

Son varias las formas que existen para darse cuenta si un usuario es verdadero, y el saberlo es importante para evitar, entre otras cosas, situaciones de inseguridad que pueden darse dentro de Internet. Ser cuidadosos al dar información personal, no compartir direcciones y mucho menos contraseñas, son algunas de las cuestiones a tener en cuenta al relacionarse con otras personas mediante la web. Pero, ¿cómo saber inicialmente si detrás de esa cuenta está quien dice ser, o se trata de un engaño?

Kwai comparte 4 tips para identificarlos:

La foto: es el primer pantallazo de un usuario y una de las grandes alertas para confirmar su veracidad. En principio, conviene mantenerse alerta cuando la imagen es el avatar por defecto de la red social en cuestión; cuando no figura una persona; o cuando la foto corresponde a alguna personalidad famosa como modelos, actrices y actores.

Información básica: la biografía, por ejemplo, puede ser escueta e inconclusa, o incluso carecer de la misma. No todo el mundo completa su biografía y no por eso esa persona está engañando, pero es un dato a tener en cuenta que, en la suma total, puede hacer la diferencia.

Seguidores e interacciones: una cualidad típica de los perfiles falsos es que tiene muchos seguidores en comparación a la cantidad de comentarios o “me gusta” que puede recibir en las publicaciones. Aplicaciones que te ayudan a ganar seguidores pueden hacer que una cuenta parezca tener muchos “amigos” y así, parecer más confiable.

El contenido: una cuenta falsa es más propensa a subir contenido copiado de otros usuarios, o incluso no hacer publicaciones, ya que no mostrarían nada de sus vidas que los dejase en evidencia. Mirar la cantidad de publicaciones y la calidad de las mismas puede ser de ayuda a la hora de identificar engaños.

“Proteger a los usuarios es primordial para nosotros como empresa”, expresa Gustavo Vargas, Director de Comunicaciones y Relaciones Públicas para LATAM. “Las redes sociales tienen que ser un espacio de diversión, y en Kwai eso es lo que buscamos. Nos interesa que las personas puedan compartir su contenido en un ambiente óptimo, sin sufrir las consecuencias de una identidad falsa que llegue a causarle problemas”, finaliza.

Seguir leyendo