Connect with us

Info General

Es ley el aborto voluntario en Argentina

El Senado de la Nación transformó en la madrugada de este miércoles en ley la Interrupción Voluntaria del Embarazo, que legaliza el aborto en el país por decisión de la mujer hasta la semana 14.

Publicado hace

El Senado convirtió este miércoles en ley la legalización del aborto, en una histórica sesión que fue seguida por miles de manifestantes y colectivos de mujeres de todo el país y en la cual también se sancionó el Plan de los 1000 días de cuidado integral de la salud durante el embarazo y la primera infancia.

Con los apoyos de senadores oficialistas y opositores, el proyecto sobre el aborto se transformó en ley en una votación crucial que deja al Gobierno con una de sus promesas de campaña saldadas en el cierre de su primer año de gestión y una victoria legislativa de cara al ciclo electoral que se avecina.

El “sí” a la legalización del aborto (mediante el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo) hasta la semana 14 de gestación se impuso por 38 votos afirmativos y 29 negativos y una abstención, tras un acuerdo alcanzado con algunos senadores indefinidos para retoques en el texto al momento de la promulgación, en una sesión que comenzó el martes y se extendió durante 12 horas.

Así, la Cámara tradicionalmente más conservadora del Congreso, que frenó hace dos años la misma iniciativa por 38 votos contra 31, logró esta vez darle luz verde a una ley que prioriza el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo por sobre las objeciones basadas en los preceptos constitucionales de defensa de la vida desde la concepción.

El suspenso sobre el resultado se mantuvo en el Senado hasta el último minuto y la opción por el “sí” al aborto se definió finalmente con el anuncio del oficialismo de que se vetaría parcialmente un artículo cuya interpretación sobre la alternativa del aborto después de la semana 14 de gestación era muy amplio.

El respaldo de los senadores del Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilneck, y los del Frente de Todos Eduardo Kueider y Sergio Leavy, así como el de la neuquina opositora Lucila Crexell, fue decisivo para consolidar el aval a la propuesta del Gobierno.

Tras la sanción de la norma sobre el aborto, el Senado aprobó por unanimidad el proyecto de Ley Nacional de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia, conocido también como el Plan de los 1.000 días.

La nueva ley de aborto, llevada al Congreso por el Gobierno de Alberto Fernández en línea con una de sus promesas de campaña, deja atrás una legislación de 99 años que castigaba con cuatro años de cárcel a las mujeres que abortaban y sólo permitía la interrupción de los embarazos en casos de violación o de peligro de vida para la persona gestante.

Ahora, con la flamante normativa lograda tras al menos seis envíos fallidos de proyectos de ley similares en los últimos 15 años, las mujeres podrán interrumpir un embarazo sin temor de ir a prisión hasta la semana 14 y el sistema de salud público deberá garantizar la cobertura de la intervención de manera gratuita.

La intervención del papa Francisco, en la previa de la sesión, con un tuit en favor de “las dos vidas”, y la apelación a la inconstitucionalidad, no logró consolidar el voto de los detractores de la legalización, que anunciaron que llevarían su demanda a la Justicia.

El resultado en favor del fin de la despenalización y la legalización del aborto fue festejado en la calle por los partidarios “verdes”, en su mayoría mujeres y jóvenes que siguieron el minuto a minuto de la sesión en las afueras del Palacio Legislativo.

La indefinición de algunos senadores que mantuvieron en reserva su posición hasta el último minuto hicieron que esta sesión sea una de las que mayores expectativas concitó no sólo en la opinión pública argentina sino en países de habla hispana.

Suspenso hasta el último minuto

Pocas leyes como esta -con excepción de la referida a la resolución 125 de retenciones para el campo, en 2008- llegaron al recinto con un resultado tan incierto y una paridad tal que hasta se especuló con que la vicepresidenta y presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, podría llegar a tener que desempatar.

La transversalidad de la medida, que atravesó a las dos principales fuerzas políticas del país pero en general a toda la sociedad, transformó a esta norma en una de las pocas que logró trascender la llamada “grieta” que divide a los argentinos entre el peronismo y el antiperonismo.

Tanto en el debate de 2018 como en el de este año, legisladores del Frente de Todos festejando con sus acérrimos rivales de Juntos por el Cambio y, al mismo tiempo, los detractores del aborto, de bancadas opuestas, aunando esfuerzos para frenar la ley, fueron el rasgo atípico que marcó la discusión sobre el aborto desde sus comienzos.

Entre los partidarios del “no” en el Senado, la mayoría fueron miembros de la coalición Juntos por el Cambio. De los 29 votos en contra, 17 fueron de opositores y 16 del Frente de Todos mientras que entre los denominados “verdes” 26 fueron del FdT y sólo 11 de JxC.

La posición de Cristina Kirchner fue de decidida acción en pos de facilitar el debate en la Cámara que preside, tanto en comisiones como en el recinto y, al mismo tiempo, dar libertad de acción a sus legisladores al punto de que su propio jefe de bloque bregó por el “no”.

La propia Cristina Kirchner aseguró en 2018 cuando finalmente la ley fue archivada por el Senado que quien la hizo cambiar de posición no fue su hija Florencia como se afirmaba entonces sino “las miles y miles de mujeres que se volcaron a las calles”.

El líder de la coalición opositora, Mauricio Macri, promovió el debate en 2018 pese a estar en contra pero se mantuvo esta vez al margen de la discusión, en sintonía con el argumento de los “celestes” que aseguraban que era inoportuno este debate en medio de la pandemia de coronavirus.

Al igual que durante la sesión de la Cámara de Diputados, que votó a favor por 131 contra 117, la sesión del Senado fue seguida desde los palcos por diversas personalidades de la política y del gabinete como los ministros de Salud, Ginés González García y de Mujeres y Diversidades, Elizabeth Gómez Alcorta; la secretaria de Salud, Carla Vizzotti; y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

Los festejos se dieron en la calle, en las inmediaciones del Congreso, y hasta en otros barrios porteños con bocinazos de automóviles que circulaban en horas de la madrugada.

Coronavirus

Galli: “Si se confirma un sabotaje, habrá que ir hasta las últimas consecuencias”

“Las hipótesis que se están manejando es una falla mecánica, eléctrica o un sabotaje. Me cuesta pensar que hubo un sabotaje, creo que hubo falla eléctrica durante el fin de semana largo”, dijo Ezequiel Galli a Telam sobre la pérdida de 400 dosis de la vacuna contra el coronavirus

Publicado hace

El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, dijo este martes que si existió sabotaje en la pérdida de 400 dosis de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus en ese distrito, “habrá que ir hasta las últimas consecuencias”.

“Lo que pasó es un episodio confuso y lo está investigando la fiscalía”, dijo el jefe comunal quien aclaró que “si se confirma que fue un sabotaje, habrá que ir hasta las últimas consecuencias”.

En diálogo con radio La Red, Galli precisó que la denuncia fue radicada en la Fiscalía N° 10 de Olavarría por directivos del Hospital Oncológico, que es donde estaba almacenada la vacuna, y explicó que allí “llegaron 450 dosis, de las cuales se habían aplicado ya 50”.

“Las otras 400 vacunas perdieron la cadena de frío por estar a temperatura ambiente”, remarcó el jefe comunal.

Para Galli, el municipio “no tuvo injerencia” y fue la Región Sanitaria IX quien tuvo participación en el control de las vacunas.

“El primer día de vacunación fue el 30 de diciembre y habían quedado programadas desde ayer otras 50 personas, y lamentablemente se perdió la cadena de frio y deben desecharse”, detalló.

La cartera sanitaria informó ayer que “en el marco de la campaña provincial de vacunación contra el coronavirus, que incluye un control permanente sobre la logística y el proceso de aplicación de las dosis, el Ministerio de Salud detectó un desvío en la cadena de frío de las vacunas” de ese hospital.

Ante esa situación, se “decidió retirarlas y reestructurar la vacunación del distrito, derivando al personal de salud que debía recibir las vacunas a los municipios vecinos”.

En tanto, el fiscal general la localidad bonaerense de Azul, Marcelo Sobrino, explicó que “se está investigando si fue una falla eléctrica en el freezer o un atentado”, y añadió que se tomó la denuncia y la fiscal enseguida comenzó las actuaciones.

En ese punto, Galli consideró: “Las hipótesis que se están manejando es una falla mecánica, eléctrica o un sabotaje. Me cuesta pensar que hubo un sabotaje, creo que hubo falla eléctrica durante el fin de semana largo”.

Agregó que el tema de la vacunación “fue manejado por la Provincia” y que “Incluso habíamos puesto a disposición el Centro Vacunatorio Municipal”.

En esa línea, el intendente manifestó que las autoridades municipales no fueron “invitados a la llegada de las vacunas” al país.

“Yo hubiera ido, claramente. La pandemia y la vacunación son demasiado importantes como para poner diferencias políticas”, sentenció Galli.

Y aclaró que “siempre tuvo mucho diálogo” con el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, y que desde la comuna han “tratado de ir llevando las situaciones de apertura de acuerdo al equilibrio que necesitaban encontrar” en ese distrito.

Fuente: Agencia Telam

Seguir leyendo

Coronavirus

Suben los casos en Olavarría: se registraron 76 nuevos contagios

Publicado hace

La Secretaría de Salud del Gobierno Municipal informó que este  martes 5 de enero se registraron 76 nuevos casos de Covid-19 en el partido de Olavarría, hubo 29 pacientes que recibieron el alta médica y se descartaron 157. El total de pacientes activos es de 223. En el día de la fecha se realizaron 233 testeos y más de quince mil doscientos desde el comienzo de la pandemia.  

Los positivos de hoy corresponden a reuniones sociales y a nexos con positivos anteriores. De los 76 positivos, 16 corresponden al RTA.

Sobre el estado actual del Hospital Municipal “Dr. Héctor Cura”, se indicó que hay cuatro pacientes en Unidad de Terapia Intensiva y cinco en Cuidados Generales. No hay internados en el sector de Pediatría.

Seguir leyendo