Connect with us

Opinión

CoPeBo: más que un local

Sobre el novel local de la “Corriente de Pensamiento Bonaerense” (CoPeBo), abriendo sus puertas en la esquina de Maipú y Necochea.

Publicado hace

Un mojón que debe ser observado por todo el arco político vernáculo, sin dudas: el novel local de la “Corriente de Pensamiento Bonaerense” (CoPeBo), abriendo sus puertas en la esquina de Maipú y Necochea e invitando en días de calor a reflexionar, a elaborar propuestas para los ediles del peronismo y, sobre todo, a intentar la unidad desde el trabajo. 

Ardua tarea que propone el ex concejal y profesor de geografía, Marcelo Latorre (ver nota aparte) y que tuvo en principio la adhesión de varios actores de la prismática concepción del justicialismo local.

Desde el “peronismo histórico” hasta las jóvenes voces de pibas y muchachos muy entusiasmados con la carrera por correr. Desde Federico Aguilera hasta Ramiro Borzi. Pasando claro por Eduardo Rodríguez y Alicia Almada, quien incluso lo destacó a Latorre desde lo pedagógico. 

Este lugar intentará representar el laburo de campo que hay que hacer y que, en la praxis, escasos dirigentes hacen en tiempos no electivos. Estar con el pueblo, con las vicisitudes de la gente común no es fácil. Una cosa es la careta electoral y otra el embarrarse de verdad los zapatos. Porque de eso se trata este espacio, según Latorre y Compañía. 

Llegar al barrio y ser bienvenidos no es un acting: es un triunfo de las auténticas almas que se la juegan. Que beben el mate sin hacer gestos de asco y que charlan con las mamás con bebés a upa, como si nada.

La empresa se resume como titánica, es un quiebre entre lo que fue y lo que vendrá. Entre presunciones y presumidos y vanos intentos previos de unir al disperso o al herido. El justicialismo es un redil grandote y desprolijo. ¿Podrá acaso Latorre servir de sacerdote de la concordia?

Él es un tipo con el que se puede hablar. Que oye las campanas del que no tiene las necesidades cubiertas. ¿Le bastará esa virtud para conseguir unir la tropa dispersa? La pizarra dice que en 2021 habrá que sufragar por legisladores. Interesante mecha a encender desde esta flamante “unidad básica”. 

Hay que brindar por los que estuvieron. ¿Y aquellos que no? Conclusiones al margen. No obstante, es un desafío nítido, espléndido, inédito además porque ¿a quién otro se le hubiese ocurrido abrir un lugar de encuentros políticos a dos meses recién de dejar su banca y de que algunos lo dejasen solo incluso?

El marco de referencia “de arriba” es don Ledesma. Muy amigo de Marcelo y propendiendo quizá desde su lugar a un cambio de paradigma, de actitudes. Para pesimistas siempre hay vacantes. El tema ahora es optimizar la cosa y sumarse. De todos modos, ya se dijo también ayer la célebre y concreta frase que debiera enmarcarse: “Si el peronismo de Olavarría no se une, no ganará”. Chocolate por la noticia, muchachos. 

Por Mario Delgado.- 

Advertisement