Connect with us

Las 5 de hoy!

Liberaron a la pareja que enterró a una nena en la arena para meterse al mar

La madre de la menor y su acompañante estaban imputados por resistencia a la autoridad. La menor quedó a resguardo del Servicio Local de Prevención y Promoción de los Derechos del Niño.

Publicado hace

La pareja que el lunes por la tarde dejó enterrada en la arena a una nena de dos años para ingresar al mar en una playa de Santa Clara del Mar y que fue aprehendida tras el reclamo de las personas que advirtieron lo sucedido recuperó su libertad en las últimas horas en una causa por resistencia a la autoridad. Más allá de la medida la niña ,que presentaba signos de insolación y hambre cuando fue rescatada, sigue al cuidado del Servicio Local de Prevención y Promoción de los Derechos del Niño.

Más allá de lo aberrante de la decisión de la madre de la niña y su pareja de enterrar a la pequeña hasta el cuello para ingresar “tranquilamente” al mar, ese accionar no es delito. “Es un hecho abominable, pero no configura un tipo penal”, explicaron fuentes judiciales.

Si bien el personal de la comisaría de Santa Clara redujo a la pareja, un tercer sujeto que estaba con ellos escapó del lugar y no regresó. Tras rescatar a la nena los efectivos identificaron a la pareja que realizaba exhibiciones obscenas en el mar y descubrieron que tenían en su poder 200 pastillas de Rivotril, una botella de poper, marihuana y una pastilla de éxtasis, hallazgo que dio lugar a una causa por infracción a la ley drogas.

Más allá del avance de esa investigación en la fiscalía descentralizada de Mar Chiquita, el fiscal de Flagrancia Gastón de Marco ordenó que quedaran alojados en la alcaidía penitenciaria de Batán y en el Destacamento Femenino imputados del delito de resistencia a la autoridad. Tras negarse a declarar este lunes y en virtud de la pena en expectativa del delito imputado, ambos recuperaron la libertad.

La rápida intervención del Servicio Local de Prevención y Promoción de los Derechos del Niño dio paso a las consultas de rigor con los médicos que confirmaron que la nena estaba en buen estado de salud y a la espera del avance de la segunda causa iniciada quedó a resguardo de un referente comunitario.

Advertisement