Connect with us

Opinión

De la Emergencia a barra llena

Publicado hace

Como se informa en este mismo portal, en columna aparte, se dio por aprobada ayer la Ordenanza Municipal de Emergencia Contra la Violencia de Género en un debate demasiado prolongado, sumamente partidizado y con una barra repleta de personas, esencialmente mujeres, de diversas organizaciones sociales que obran en pos de lograr objetivos favorables a víctimas de violencia machista. 

En tal sentido, los que tienen varias décadas viendo y oyendo sesiones deliberativas, no me dejarán mentir frente a este comentario – aseveración casi axiomática que voy a proferir: todo tema que se trate con mucha gente en el recinto, está condenado a ser un ítem de excesivo tratamiento. 

Y fue así: tres horas les llevó a los veinte ediles discutir el planteo original del opositor Frente de Todos, que poseía 26 artículos en su redacción, y consensuar una salida convincente con otro proyecto  propuesto por el tándem oficialista, con muchos menos tópicos, y encontrar el punto exacto de unión ante una cuestión de alto impacto. 

Mercedes Landívar lo disfrutó y Cecilia Krivochen lo padeció. Este bien podría ser un título de tan urticante coloquio, que tuvo además dos cuartos intermedios de no se sabe bien cuántos minutos. 

Landívar, con todo a su favor desde el sector del público, no escatimó en achaques contra el Gobierno local y el ex nacional del ingeniero Macri, que culminó el 10 de diciembre último, al cual responsabilizó de no haberse comprometido con esta causa movilizadora y además, desfinanciar programas de apoyo a las mujeres con problemas de esta índole referencial. 

Su alocución se vio subrayada varias veces por la ovación, por los aplausos mientras disparaba misiles contra el vértice de Juntos por el Cambio. La sala se poblaba de murmullos y carteles levantados para las fotos. Viejas consignas de las salas legislativas rebasadas de vecinos.

Al término de su mensaje bien politizado, su par Inés Creimer, leyó para todos los asistentes el Proyecto del interbloque y otra vez, se centraron los elogios en este Frente de oposición local.  

Tomó, acto seguido, el inalámbrico Cecilia Krivochen que arrancó con el pie izquierdo: la gente abucheó su intención de repasar logros de la Dirección de Políticas de Género y la respectiva Mesa específica. 

Habló mayormente sin respaldo de la barra que optó por ponerse de espaldas, en franca actitud de no aceptar ni siquiera valorar los párrafos del bloque  oficial. 

Y ahí nomás ofreció el plan alternativo y otra vuelta de tuerca, con “parates” interminables incluidos. Por suerte, el concejal Juan Sánchez ofició de mediador entre las agitadas aguas y agilizó un poco las cosas, mientras el mediodía se advertía vivaz, a través de la luminosidad que entraba por calle Rivadavia. 

Como el asunto en carpeta quema, y Olavarría ha sido escenario triste y brutal de cobardes muertes a mujeres, la cuestión se unificó un tanto y se perfiló entonces un acuerdo de tomar por las astas el sí a la Emergencia y mandar a comisiones diversos articulados. 

Por Mario Delgado.- 

Advertisement