Un muerto y un internado en grave estado tras inhalar monóxido en una casilla rural

El trágico hecho ocurrió en un establecimiento rural situado en el kilómetro 34 de la ruta 228, en el partido de Necochea,

Un joven de 32 años murió y otro de 22 permanecía esta mañana internado en grave estado en el hospital de Necochea tras inhalar monóxido de carbono en una casilla de un establecimiento rural situado en el kilómetro 34 de la ruta 228, en el partido bonaerense de Necochea, informaron este martes fuentes policiales. 
La víctima fatal fue identificada como Luis Miguel Blanco, quien llegó al centro de salud sin vida, en tanto que José Barreto se encuentra internado en estado de coma en el hospital municipal Dr. Emilio Ferreyra de Necochea. 
La intoxicación ocurrió la noche del domingo y a raíz de un llamado al 911 del dueño del establecimiento rural, Juan Matías Dindart, efectivos de la Policía Rural llegaron a la estancia “Don Luis”, en Necochea. 
En el hecho interviene la fiscalía Nº1 de Necochea a cargo de Jose Cipoletti, quien caratuló la causa como “averiguación causales de muerte” hasta conocer los resultados de la autopsia y las diligencias realizadas por Policía Científica en el lugar, indicaron fuentes vinculadas a la investigación. 
Sin embargo, los mismos voceros indicaron que todo apunta a que se trató de una intoxicación por monóxido de carbono. De acuerdo a las primeras informaciones, Dindart llamó a emergencias cuando al acercarse al lugar donde pernoctaban Blanco y Barreto, los encontró tendidos en el piso. 
Dindart había estado intentando ubicarlos durante horas mediante llamados telefónicos y, al no obtener respuestas, se acercó a la morada de los empleados y se encontró con el escenario. 
Rápidamente, el dueño del lugar trasladó a Barreto en su camioneta al nosocomio local. En el lugar donde estaban los jóvenes hay una cocina y heladera que funcionan a gas, por lo que se presume que alguno de esos artefactos registraba una pérdida. (DIB) MM

Comments are closed.