Ante la actual coyuntura

El desarrollo político roza notablemente el proceso de reinauguración del fomentismo vernáculo.

Un dirigente conspicuo le refirió a este cronista algo significativo: “El resultado de octubre SERÁ CLAVE para delinear el futuro inmediato de la alicaída entidad madre”.
Para meditar, sin dudas. Porque ya el movimiento se divisa en las gradas del universo barrial. Los contactos, los llamados telefónicos, las búsquedas de apoyo y consenso para el ciclo que se viene, van tomando cuerpo diario.

Y lo que vendrá, o el cambio que se anhela dar, hay que admitirlo cual axioma científico, depende sólo del criterio de los referentes que se unan, más allá incluso de divergencias sutiles, y saquen a flote la nave fomentista encallada.
Las acciones en tal sentido, como les decía, mis amigos, se observan a lo largo y ancho del territorio nuestro. Cavilaciones y certezas se van conjugando. Esperanzas renovadas y miedos también, por qué no. La realidad de quien triunfe en octubre acá es un elemento fundamental. ¿Casi fundacional?

“Necesitamos al Municipio de nuestro lado. Es imposible idear un fomentismo exitoso, desligado o peleando continuamente con las autoridades civiles”, expone ese amigo fomentista que cité hoy. “Que nos escuche y nos otorgue lo que solicitamos, en la medida de sus posibilidades. Eso es lo que precisamos del Palacio San Martín”. Debió agregar quizá “y no la dualidad”.
Las cosas han devenido medio raras. Las fuerzas se han dividido y se opina desde todos los ángulos. (Y es probable que cada quien, tenga su punto de razón). Lo cierto de la cuestión resulta poco feliz: las reuniones de Federación han terminado siendo un “desierto sin amor”, con escasos concurrentes comprometidos de veras con la actual conducción federada.

El resto. El gran resto, la voz cantante de la mayoría, optó hasta hace muy poco tiempo, por actuar con diferentes premisas: el silencio ominoso, en algunos, la crítica directa o indirecta, en otros y la total indiferencia en algún caso también se vio.
Aunque, con la excusa de pagar la cuota de socios, han retomado al redil, tal vez solamente con un carácter esporádico, varios sectores. Conscientes empero de que no avalarán ni acompañarán una virtual presentación para la reelección del tándem dirigencial de hoy en la institución cabecera.

Por tal motivo, lo que depare el 27 de octubre en las urnas partidarias, traerá un haz de luz al sesgo fomenteril. Y abrirá puertas para una lista con tal o cual efector. Anticipar posiciones, es un acto reflejo casi ingenuo. Si bien es auténtico, como decía más arriba, que los motores se han encendido. Lo han hecho, empero, con cautela y teniendo como marco de referencia, lo electoral. Desde allí, entonces sí, se confirmarán las postulaciones y las tejidas alianzas opositoras.

Por Mario Delgado.-

Comments are closed.