La detención de Roberto D’amico

Las cartas están echadas sobre el tapete y la alfombra ya no cubre más la mugre por la zona de la OUCRA local.

Las presunciones salen a la luz del día, cual si nada. Roberto D’amico está preso, dejando tras de sí una larga estela.

Ahora vendrán caras extrañas y también conocidas a decir que esto ya se sabía, que don Roberto D’amico los extorsionó siempre y demás polémicas declaraciones de grueso contenido judicial.
Y será pues una larga lista de víctimas que aflorarán en las venas de una ciudad que lo tuvo 45 años al frente del gremio del tablón al hombre que, además, fue concejal por cuenta y orden de don Helios.
Entonces cabe una reflexión poco sesuda, si se quiere, pero frenética: Si ya se sabía de las turbias maniobras sindicales del señor líder de los albañiles de por aquí, ¿por qué jamás se procedió de oficio contra semejante personaje vernáculo?

Si ya en la década del setenta algunas pintadas lo signaban como un “traidor” a los obreros. Si era bien conocido como hacía funcionar la maquinaria de impedir que hubiese líos en las empresas, quitando de en medio a trabajadores con ciertas inclinaciones a defender los derechos de sus pares. Si se intuía, incluso, tanta agua podrida, ¿por qué duró una eternidad al frente de la sede sindical?
Tampoco es sorpresa el séquito que tenía a sus pies. Naturalización del “patovicado” gremial de alto vuelo. Patoteros y militantes de la extorsión, llevaron adelante un imperio que protegió una vez, y por bastante tiempo, a un asesino que laburaba para “la causa”.
O sea, y al fin de cuentas, nada es nuevo. Todo se presumía pero era igual. No hay inocentes en este juego perverso. Sólo complicidades tácitas o explícitas.

La famosa “democratización sindical”, profesada por Raúl Alfonsín, no se pudo cristalizar. Intereses espurios hubo, Y los seguirá habiendo. ¿O ustedes creen que D’amico cayó porque sí?
Que la linterna sutil de la ingenuidad, no nos venga a convencer con rasgos de luciérnagas en la oscura noche.

Por Mario Delgado.-

Comments are closed.