Transporte público: rasgos de violencia

Un condimento muy delicado se suma a la cotidianeidad del transporte público local.

En el medio de un compás de espera, ante la novel concesión, se han registrado varios hechos inéditos de ataques a los conductores. Episodios que traen un manto de lógica zozobra entre el personal. Y que no registran antecedentes comprobables en la historia vernácula.

En la tarde de este jueves 11, a eso de las 14 horas se vivió un caso sustancial que aporta detalles para tomar en cuenta lo que acaece entre nosotros, aquí mismo en Olavarría.
El coche de la Línea 502 de la empresa “Nuevo Bus”, ya estaba a punto de culminar su recorrido, o mejor dicho su turno. El conductor de pronto, como en contacto con una cruel pesadilla, fue agredido brutalmente por un pasajero adulto que portaba un bastón.
Con ese elemento contundente, el sujeto golpeó en reiteradas oportunidades al indefenso trabajador del volante que quedó shokeado y dolorido. La pretendida excusa de tamaña actitud, se basaría en que el hombre no pudo bajar de la unidad por la puerta trasera, ya que el timbre no funcionaba. Iracundo, el individuo optó por pegarle al chofer, por detrás, con su contumaz bastón.
A instancias de un compañero, la víctima hizo la correspondiente denuncia. Luego fue a una clínica por su atención, inserto en un gran dolor de cabeza. Fue una traumática experiencia que se inscribe dentro de un clima de creciente nerviosismo que impera en la sociedad toda, a cada paso.

Ya son tres las acciones de este tipo que se han producido. Una cachetada, un golpe de puños y ahora esto.
La UTA Mar del Plata, que dirige esta zona, no quiso ir al paro en forma inmediata. Pero se palpa un ambiente de constante incertidumbre. “No se podrá seguir trabajando en tal clima de indefensión”, le confió a este medio un laburante de la compañía que se irá en breve, como ya sabemos, que agregó certero: “En 25 años de trabajo que llevo acá, me sorprende esta locura. También en esta ciudad está empezando a suceder lo que vemos en la tele, que pasa de continuo en el conurbano. Jamás había ocurrido antes por estos lados. Pero ahora ya hemos sufrido tres ataques, aunque el de hoy, ha sido el más cruel”.

Por Mario Delgado.-

Comments are closed.