Pasó la Primera Sesión


Sin la presentación de ningún Proyecto de Ordenanza, con duras críticas al oficialismo en ciertos ítems, como es de esperar en un crudo año electoral, se desarrolló la Primera Sesión Ordinaria del HCD local. 

En particular y con la presencia de vecinos, hemos de mencionar un pedido muy especial, hecho por ediles de distintos bloques, para que se articule un cambio sustancial en la metodología de cobro de peaje para las personas que ingresan o egresan de Colonia Nievas, ubicada a 28 kilómetros de la ciudad. 

Los alemanes del Volga, tuvieron mucho que ver con la fundación allá por 1877. Pero ahora, en la actualidad nuestra, Victoria De Bellis, del tándem “Cuidemos Olavarría”, graficó la pizarra de valores: “Han aumentado casi el cien por ciento. Hoy el peaje mínimo es de $ 80”, recalcó y fue otorgando los demás precios, de acuerdo a la porte del vehículo en cuestión: $ 115, $ 130, y $ 175. 

Para Gabriela Delía, “Radicales Convergentes”, la situación tal como se da hoy, es insostenible e irregular: “No se puede aceptar que gente de Olavarría, tenga que pagar para entrar a su localidad. Es un gasto inconcebible. Parece que no fuesen parte de nuestra ciudad”. La realidad de los escasos habitantes de ese paradisíaco lugar se ve afectada, fundamentalmente claro, desde lo económico. 

Hete aquí un señor de la barra de oyentes lo describió muy bien: “Hago habitualmente cuando menos dos viajes por día, llevando a mi hijo a la escuela y yéndolo a buscar. Cuatro viajes cuando va a Educación Física. A esto, súmale el combustible…”

Emilio Vitale, “Frente Renovador”, se sumó al planteo de sus dos antecesoras en el uso de la palabra, aunque enfatizó la tónica del “desmesurado perjuicio económico que padecen los vecinos ya que no son dueños ni de entrar y salir libremente”. 

La localidad está cercana a Azul y a veces, la sensación de quienes la pisan a diario es de enorme tristeza: “Nos gustaría sentirnos un poco más atendidos, más integrados”, subrayó otro vecino de remera marrón. Gabriela Delía, en tanto, volvió a la carga con algo que ya había tocado antes del cierre del 2018: “Sería óptimo que hubiese un transporte público que llegase aunque más no sea, una vez a la semana”. 

Sabido es, mis amigos, que el paraje tan hermoso, se va convirtiendo en un polo de atracción turística para olavarrienses, azuleños y de otras localidades también. Y posee en su seno, la iglesia católica más antigua del distrito. 

Un llamado de atención y a la reflexión a la empresa concesionaria, “Cruz del Sur” y al Gobierno pertinente, para que se revea la dictatorial medida de cobrarles peaje a personas que moran en Colonia Nievas, como si tan solo fuesen visitantes ocasionales. Por Mario Delgado.-    

Comments are closed.