Entre los estertores de la que se va y las mieles de las que viene

La Sesión Especial por el ítem del nuevo transporte público, concesión incluida, tuvo aristas llamativas, como la abstención casi incomprensible de dos bloques de concejales que habían previamente argumentado, sentando postura.

Y dejó al descubierto también una cuestión de fuste: ¿Qué puede llegar a acaecer si la empresa aduce en breve lapso, que no le dan los números por los pasajes gratis, léase fundamentalmente, los estudiantes locales? Tal incógnita la dejo picando en el área chica Eduardo Rodríguez, quien llegó decimos de paso, a los seis de meses de actividad con su espacio “Foro Olavarría”, luego de irse del redil eseverriano.

Rodríguez tiró el misil respectivo, luego de señalar las declaraciones ante los ediles el viernes 8, del Subsecretario de Gobierno quien adujo la posibilidad de que la Municipalidad salga en auxilio de la empresa con fondos vernáculos, si fuese menester. “Sería cambiar las reglas del juego”, remarcó el político. Además infirió que la licitación se dio porque “Nuevo Bus” decidió irse. Si no hubiese sido así, le prolongaban la concesión como a “Ola Bus”.
La implicancia del precio del viaje, tildado en $ 24,60, desde el 1° de mayo, fue otra de las vedettes del encuentro que se prolongó por dos horas en el recinto habitual de Rivadavia 3038.

No convenció a la mayoría de los ediles opositores tal cosa. Dudas generan a su vez, los nóveles trazados y los horarios, sobre todo el de cierre, estimado en la hora 21:30. Si se extiende, será un gol de media cancha y si no, habrá que iniciar reclamos pertinentes. El pliego dice esa hora, amigos.

Por primera vez en la historia, un edil, Federico Aguilera, presentó el problema de los recorridos sin baño para los choferes, tópico del que hemos escrito aquí, varias notas. Ojalá se logre tal cometido de poner baños para los conductores y cabecera de línea también.
No se le hicieron empero, mayores objeciones a la compañía oferente: “Botacura SRL”, la que, ¿casualmente? había comprado el año anterior veinte coches en Buenos Aires. Al parecer muy dispuesta a ser parte de la licitación.

Ha prometido buen trato a sus trabajadores y escuchar a la gente, la empresa adquirente del servicio. Se la mencionó con mieles desde el ámbito legislativo nativo. Años atrás, por el 2007, se habló también con dulzura de “Nuevo Bus SRL”, que hoy yace con estertores de unidades rotas y malísimo servicio. Sólo en la cancha se ven los “pingos”.

El entusiasmo se desdibujaba un tanto por ahí. Pero lo más increíble fue la solicitud de abstención de Cuidemos Olavarría, que ya había explicitado su opinión a través de Einar Iguerategui, el cual fue crítico de una “falta de diálogo” del Ejecutivo hacia los concejales y hacia la propia adjudicataria.

Pero se abstuvo la bancada. Ante tal actitud, Unidad Ciudadana, que habló a través de Federico Aguilera, criticando varias cosas inherentes al precio del boleto, optó por idéntica acción. Se podía esperar una voz negativa, sin embargo se abstuvieron.
Episodio inédito puesto que, generalmente, se abstiene quien tiene algún interés particular con el tema en debate, mas argumentar y luego abstenerse, es algo extraordinario, nunca visto con anterioridad.

O sea, podemos inferir que no se debió autorizar esta tesitura tan peculiar. La votación fue unánime por el sí a “Botacura”, ya que la abstención es un permiso para no votar. Nadie votó en contra.
Para terminar, convengamos que para el oficialismo, se abre una nueva y promisoria etapa del transporte público local, y se mostraron satisfechos con el proceso y la adjudicación.

Por Mario Delgado.-

Comments are closed.