Extractos fomenteriles

Hondo malestar ha provocado el hecho incomprensible aún, para los protagonistas, de que la Comuna local no habilite la nueva Federación de entidades barriales, tal como se lo había prometido a sus gestores.

Cumplidos todos los pasos legales, y con los retoques que requirió el boceto original, el expediente ingresó con optimismo para su análisis al Palacio San Martín. 

Sin embargo, los días fueron transcurriendo en vana espera y nada se ha concretado aún. Por el contrario, se sienten ninguneados los referentes de tal núcleo, que se ocuparon de aclarar que no se trataba esta iniciativa de una Federación paralela, habida cuenta de presentir un probable doble juego municipal. 

Esta sospecha cunde entre los miembros de este tándem, por los apoyos manifiestos dados a la Federación de Sociedades de Fomento y Juntas Vecinales, entidad madre que el Ejecutivo dijera oportunamente, no poseer el Acta Constitutiva acorde para ser reconocida y valorada como entidad cabecera, luego de las masivas renuncias. 

Entonces se palpita una especie de “doble vida” del Municipio. Porque a los disidentes les dicen con voz de trueno: “¡Federación no existe!”, y casi al unísono, a los federados los avalan, prestándoles sonido para eventos, por ejemplo. 

El dilema es extraño porque un alto dignatario de la novel entidad en ciernes y aún en “veremos”, que adjunta no solo a fomentistas, sino a otras organizaciones de bien público, ha sido recibido por varios funcionarios y todos ellos lo palmean. Y se agudizan los sentidos de este señor porque no acaece nada desde el punto de vista práctico.

El humo del incendio no se extingue y las crispaciones subyacen. Temen, en el devenir de las dudas, que el señor Subsecretario de Gobierno Hilario Galli, esté frenando el acuerdo, la rúbrica final que lance al ruedo a la novel asociación. 

Y algunos elementos fortalecen las suspicaces sospechas. En la asamblea abierta del 20 de diciembre pasado, Martín Roldán, vicepresidente federativo, subrayó feliz que, pese a los artículos periodísticos, “no prosperaría la nueva Federación”. (Recordemos que este portal le hizo una entrevista exclusiva al señor Oscar López, elegido por sus compañeros presidente de la novel entidad, donde garantizaba el próximo inicio de actividades por parte del nuevo órgano dirigencial). El caso es intrigante, pues. Y arrojó en su circular, una pregunta al cenit: ¿Cómo podía aseverar Martín Roldán tan suelto de cuerpo, esa afirmación contundente del no lanzamiento de la nueva conformación?

¿Acaso ya él habría tenido contacto con el Palacio San Martín y allí le habrían  notificado que no les harían sombra, desde el otro grupo? Lo cierto es que a otro dirigente disidente también, le prometieron desde Rivadavia y San Martín, iluminar la plaza de su barrio y hete aquí que sólo colocaron un estoico poste. 

Frente a todos estos engranajes chirriantes, se encolumnó otro más, y dio lugar a que el vúmetro de la paciencia descendiera casi a tope cero, mis amigos lectores. 

En tal situación, lindera al límite, “la  calentura” colmó los sensibles ánimos cuando se enteraron de una reunión mantenida este martes 29 de enero en Mariano Moreno, a la que asistió Hilario. Allí hubo diversas entidades, no solamente fomentistas y explicaron sus cuitas y anhelos. El funcionario comunal oyó planteos y dio pareceres. Pero no es factible convencer a algunos dirigentes armadores de la nueva organización, de que a Hilario lo invitaron. 

Ante estos vaivenes tan espasmódicos, las  elucubraciones treparon la montaña y los espíritus se caldearon mucho más, llegando incluso a amenazar un grupo de fomentistas divergentes con irse de sus actividades y dejar las entidades a merced de la Municipalidad. 

Con el río tan revuelto, se presume que habría una reunión cumbre muy en breve. “El Municipio tendrá que dar respuestas muy certeras o nos vamos más de seis dirigentes”, le confió a este cronista un alto referente del sector del nuevo armado. 

La óptica no está para nada clara; cualquier cosita la empaña. “¿Se ha jugado con nosotros, en aras de entretenernos y darle aire a la tradicional Federación?”, se pregunta nervioso y ansioso un fomentista que se siente usado. Aunque, pese a todo este tablero, para varios el panorama es sencillo, pese a la supuesta demencial oscuridad. ¿Podría darse el caso hipotético, de que el Ejecutivo olavarriense no quiera reconocer a otra entidad cabecera de porte barrial y social, porque tal cosa podría significar una lectura de fracaso de gestión? En sintonía con ese razonamiento sesudo, ¿autorizar la novel conformación,  no podría llegar a interpretarse como una aceptación de que es verdad la versión de que se avaló subrepticiamente a la Lista 3 en aquél instante de fines del 2017? 

¿O acaso es algo más profundo aún y representa una puja intestina en el corazón del poder gallista? La consulta de rigor es: ¿El señor Intendente, sabe lo que se teje en este ambiente tan peculiar? ¿O le venden el diario de don Yrigoyen? 

Por Mario Delgado.- 

Comments are closed.