Marcha por Morena

Los grilletes del dolor sujetan las manos y el corazón de una familia y de un centenar de personas en la tarde del miércoles 9 de enero en nuestra comarca.


Morena Brendel, con tan sólo 15 primaveras recién cumplidas, fue víctima de unas cuantas puñaladas días previos, allá por Avenida Colón y Mendoza, asestadas por otra chica, apenas tres años mayor que ella.

¿El motivo de tan brutal agresión? Podría decirse “a prima facie” que hubo una discusión entre Morena y una hermana de la presunta criminal, una cuestión irrelevante si se quiere, mis amigos. No un cimiento sólido como para desencadenar la tragedia de dejar a una madre y a unos hermanos, en ascuas.

Importante marcha pidiendo Justicia por Morena

La rapidez de los sucesos sorprende hasta al más avezado en estas lides desagradables. Una moto que estaciona fuera de un comercio en la dirección expuesta y una joven que actúa sobre la otra indefensa a la vista del novio de Morena y diversos testigos presenciales. Una frialdad que desconcierta y oprime el pensamiento y el pecho.

“Morena era muy buena compañera. Si sus amigas necesitaban un consejo, ella estaba ahí. Por eso este importante acompañamiento de familiares y amigos”, resalta su madre, Natalia Quintero quien extiende un párrafo más hacia su hija asesinada: “No hay palabras para describir como era ella”.

“Vamos a volver a hacer otra marcha por la menor que está suelta. Ahora tenemos que ver cómo actúa la Justicia con la menor. Ella fue partícipe de esto y hay un chico también que estaba con ella en la moto que no está arrestado tampoco. La moto está secuestrada pero él, que la llevó del lugar a quien le pegó la puñalada a mi hija, todavía no está aprehendido, observó la señora.

La presunta matadora está detenida en una Unidad Carcelaria de Azul. “Que pague con la máxima condena que le quepa. NO tengo por qué tener piedad con quien cobardemente mató a mi hija. Y su hermana también tiene que estar en un Instituto. La menor ésta empezó la pelea, le gritó: “Negra puta” a Morena y siguió  insultándola”.

“Morena Brendel era conocida por su colaboración permanente con todos. Tenía proyectos, una chispa enorme y ganas de vivir”, subraya Natalia.

Hoy existe una protección especial para la familia damnificada “por qué no sé cómo pueden reaccionar ellos”, advierte al borde del llanto mientras carteles y fotos copan el ámbito céntrico. Una muerte absurda más que enluta a Olavarría.

Por Mario Delgado.-

Comments are closed.