Pautas hacia el 2019

Resulta ser que hace horas nomás, Olmedo se reunió en Brasil con el presidente electo de esa nación, Jair Bolsonaro y hablaron de diversas temáticas, y “coincidieron en elaborar juntos una agenda profunda, donde lo que prime sea el trabajo en conjunto entre ambos”, rescata el referente seccional del partido “Ahora Patria”, Mariano Lara desde nuestra ciudad.
El encuentro ha sido distendido y dialogaron “sobre la “no” ideología de género, la familia como base de la sociedad, el orden y Dios sobre todas las cosas”, subraya Lara, armador también de la fuerza política olmedista en Olavarría.
La cuestión religiosa es fundamental dentro de las estas instancias políticas, ya que tanto Bolsonaro como Olmedo, son cristianos evangélicos confesos. En tal sentido, Olmedo se mostró muy satisfecho de que Paraguay y Brasil, retiren de las escuelas la denominada “ideología de género”.
Además, el salteño presenció en Río de Janeiro, un partido de fútbol del club “Botafogo”. En cuanto al desembarco local, Lara sostuvo que “Estamos dando los pasos correspondientes, sin apresuramientos. Sabemos de la gran oportunidad que tenemos por delante y de las contingencias de la campaña. Lo cierto es que nos hallamos en carrera”, enfatizó.
Según algunos datos recabados, es idea de Olmedo machacar sobre la idiosincrasia religiosa de su espacio político en ciernes. Por tal motivo, se mantienen conversaciones con sectores de las iglesias evangélicas que se sientan atraídas por la propuesta. En tal dirección es menester contemplar que en varios distritos se ha conseguido iniciar las actividades con el aporte de avales y afiliados pertenecientes a congregaciones cristianas.
“Nos gustaría ver a pastores sentados en las bancas”, habría dicho el líder salteño. Un proyecto de caracteres similares se dio en la década del ’90 en la Argentina con el “Movimiento Cristiano Independiente”, cuyos afluentes principales, abrevaban en el evangelio.
Desde el catolicismo, la formación más elocuente, en lo reciente, la dio el “Polo Social” en el 2001, con el padre Farinello como cabeza de lista, en ese momento a senador.
En una sociedad cada vez más laica, e incluso apóstata en algunos casos, el desafío de esta entidad partidaria, transita por otro carril: el de la moral y perseverancia de los esenciales valores impulsados o impuestos desde la órbita del cristianismo.
El gran interrogante en este aspecto es, pues, si logrará seducir o se quedará tan solo en un intento opacado por las corrientes de la cotidianeidad, alejadas de la órbita espiritual.

Por Mario Delgado.-

Comments are closed.