Junta Vecinal 4 de Octubre y la Asamblea que no fue 

Se palpitaba con ansias en los pasillos fomenteriles lo que podría suceder en esta atrayente Asamblea General Ordinaria, convocada para este jueves 29 en Tacuarí 4268, sede de la Junta Vecinal “4 de Octubre”. 

Se había discutido la factibilidad o no de la presentación en tiempo y forma de una lista de carácter opositora, liderada por el abogado Luciano Muia, para competir con el presidente saliente y oferente a la reelección, don Oscar López. 

El ambiente presagiaba elocuentes diferencias y la vuelta de tuerca tantas veces vista de respetar o no el reglamento, de validar o no la votación para aquellos vecinos que aún no se han asociado. 

Tal fue la inquietud y el clima hostil que se observó con el devenir de los hechos, que alguien llamó a los uniformados que intentaron medianamente, calmar los ánimos. Del Municipio no se visualizó a nadie, cosa que sirvió de caldo de cultivo para elucubrar diversas hipótesis en cuanto a su rol. Sí se ubicó en el lugar a varios componentes de la “Federación de Sociedades de Fomento y Juntas Vecinales”, quienes empero no fueron autorizados a entrar al salón barrial. 

Así que entre gritos, forcejeos, explicaciones técnicas por parte de López y acusaciones de todo tenor, la nueva Comisión Directiva, logró rubricar el Acta correspondiente y la misma será elevada en el transcurso de esta mañana, ante el Palacio San Martín. 

Gastón Martínez, Tesorero de la “Federación”, le refirió a “Opinión Olavarriense” su sensación: “Mi impresión es que no quieren que funcione la Junta Vecinal y que quede estancada, dormida. Hay vecinos que desean participar, por lo visto. Cada vez que pedimos participación vecinal, son re pocos los que se suman. Y acá hay un montón que anhelan participar. No es que quieren echar a nadie. Y bueno, pareciere que no los aceptan”. 

Hay una problemática referida a los socios, o sea el señor López aseveraba que no podían entrar a la Asamblea los no socios. ¿Qué opinás de esto? “Y, en sí, tiene un poco de razón, pero también adentro había gente que no era socia, que no era del barrio. La Asamblea creo yo, debiera ser abierta, fomentar la participación”. ¿Tampoco pudo entrar ningún miembro de “Federación”? “Cuando los vecinos quisieron entrar, cerró las puertas. “Sólo entran socios”, dijo él. Socios que no deja hacer, porque hace un año atrás y hace dos semanas, vinieron vecinos y no los asoció. Pasa en otros lados; no me sorprende”, sintetizó el dirigente, que preside a su vez la Sociedad de Fomento “Provincias Unidas”. 

El frustrado postulante Muia, por su parte, formuló que: “Es una situación incómoda. Ante todo para el actual presidente, porque va a asumir Oscar López como presidente, en medio de un reclamo de un grupo significativo de vecinos que venimos solicitando desde hace tiempo poder participar en las elecciones. Pero él apela a una maniobra que es no hacerte socio, de modo que nunca tenés antigüedad como para elaborar una lista. No obstante ello, nosotros hicimos una presentación en la oficina de “Relaciones con la Comunidad”, que no fue contestada por el Municipio, en la que pedíamos la nulidad de la convocatoria, porque el mandato encima está vencido. Pasaron los dos años y no llamó a votar. Cuando vio que un grupo de vecinos se estaba organizando, ahí convocó al sufragio, varios meses después de la fecha de vencimiento de su gestión, por tanto esta entidad está acéfala. López apeló a la maniobra burocrática consistente en que el Municipio lo banque y de tal forma, autoproclamarse”. 

¿Qué les queda hacer a ustedes? “Seguir adelante con nuestras actividades: nuestra escuelita de fútbol, las bolsas de alimentos que entregamos a algunos vecinos y el relevamiento que hacemos en las familias”. 

En algún momento, hubo cierta acusación por la intención político partidaria que tendría alguno de ustedes o algunos de los que quieren estar en la Comisión. Concretamente, ¿esto es así o no? “Mirá, en la Comisión o en la nómina mejor dicho, somos quince personas y somos tres los que tenemos convicciones políticas como en cualquier ámbito, digamos. El resto podríamos sintetizar que son apolíticos. Si entramos en ese terreno, me parece que la gestión de Oscar López es la más política que yo he visto porque tiene una relación carnal con la Comuna y eso también es hacer  política. Encima no ha hecho nada por el barrio”. 

A propósito, dijo López que cuando ustedes vinieron a hacerse socios, él trajo el Libro correspondiente y hete aquí, que ustedes se fueron. ¿Esto acaeció así o no? “No, no es así. El único que firmó el Libro de Socios fui yo y dejamos expresa constancia con el señor escribano que vino. Sin embargo, él supeditaba mi asociación a la institución a que la Comisión la apruebe. Aquellos que están o no en este tema, saben que la asociación a una entidad barrial es algo libre y no puede estar supeditada a una aprobación de la Directiva. El Municipio en vez de ayudar, colaborar o aclarar, termina siendo cómplice de esta irregularidad y ni siquiera vino alguien del Ejecutivo”, concluyó Luciano Muia. 

En una próxima nota, tendremos la voz de dos vecinas del sector dándonos su visión de las circunstancias vividas. 

Por Mario Delgado.-    

Comments are closed.