Todos por Alison: noche de solidaridad en “El Fortín Bailable”

Fue en apoyo a la bebé de dos meses de vida, llamada Alison Pérez, que deberá ser intervenida quirúrgicamente en breves días en el Hospital Garrahan de Buenos Aires.

Se envuelven mágicos los pliegues de la solidaridad. Es la noche del viernes 7 de septiembre. Es el momento indicado para abrir las puertas de “El Fortín Bailable”, sobre la Avenida Urquiza, para recibir al pueblo que va a acompañar una causa benéfica muy particular: tender un puente de apoyo a la bebé de dos meses de vida, llamada Alison Pérez, que deberá ser intervenida quirúrgicamente en breves días en el Hospital Garrahan de Buenos Aires.
A consecuencia “del embarazo mal formado, ella nació con problemas en su cráneo”, cuenta la mamá, Yanina, a InfoOlavarría y a Radio Libertad FM 95.5 mhz en exclusiva, y agrega: “A Alison la van a operar para reconstruirle la cabecita en el Garrahan, el 1° de octubre. Nosotros estaríamos viajando el 19 de este mes. Es una intervención muy delicada, desde luego, que se iba a hacer al año de vida de ella, pero a raíz de su crecimiento, los facultativos procederán a operarla antes, para que no halla hemorragia y permitir que su cerebro crezca.”, acota la mamá mientras suena una orquesta de fondo. Esta problemática “nació con Alison. Se hablaba al principio de un labio leporino por la malformación que se veía. Cuando me tuvieron que hacer una cesárea muy urgente, porque ella ya no respiraba, se dieron cuenta de que su corazón tenía un soplo grande y que su cabecita era el problema, por eso llegamos a esta situación”, sostiene Yanina. “Tenemos cuatro hijos más. Me manejo mucho con la gente solidaria como todos ustedes: me brindan remises, me brindan atención, seguridad de que me van a llevar con mi familia. Ya es el tercer viaje que hacemos y llevamos el día a día más o menos bien, porque más allá del tema puntual que nos ocupa, Alison escucha, ve, posee sentidos intactos. Es una beba normal, como vos la viste y pudiste comprobar. El drama surgirá después de la operación, por su tratamiento, mas tenemos toda la confianza y fe en el éxito de la operación”, refiere la joven madre.
Por iniciativa del señor Juan Leguizamón y más personas atentas al caso, la maquinaria se aceitó en sólo poco tiempo: “En siete días preparamos este evento. Gracias a la excelente predisposición de una cantidad impresionante de gente que se puso la causa de nuestra niña al hombro. Desde El Fortín que nos cedió las instalaciones sin cobrarnos un centavo, hasta el sonido, o los músicos que vinieron a tocar hasta de Azul totalmente gratis, costeándose ellos mismos sus propios gastos de traslado”. Dice muy agradecida la señora Yanina Pérez.
Los asistentes iban ingresando, consustanciándose con el problema del pequeño angelito que allí estuvo, toda la velada, tranquila, durmiendo o recibiendo el afecto de familiares y parroquianos en general que querían conocerla bien de cerquita.
Además de disfrutar de la buena cumbia, hubo sorteos atrayentes toda la noche y el funcionamiento constante de una surtida cantina.
Hasta el personal de seguridad del local, quiso trabajar esa jornada. Una andanada de almas solidarias al servicio completo de conseguir el objetivo central del encuentro: “Tenemos una obra social, pero es por reintegro como todo y cuesta a veces. Cuesta el mantenerse cada día y el volver, porque si el reintegro no te otorga enseguida el dinero, es imposible manejarse. Operarla a ella es seguro y es gratis. Lo que hay que abonar son los descartables. Entre tratamientos previos y postoperatorios, hemos de contar un mes y medio allá, en Capital. Tenemos nosotros cubiertos unos días en un hotel en Constitución, luego veremos si renovamos allí o no, pero es lo más barato que conseguimos, a quince cuadras del Hospital. En la casita del Garrahan es imposible poder estar para los padres, hoy por hoy, por la situación del país, no sé. La quisimos tener pero no pudimos”.
Por tal motivo, se orquestó a todo viento esta movida tan atrapante. “Pegamos folletos, buscamos cosas para sortear y nos imprimieron las entradas. Todo por auténtica colaboración”.
Frenéticos preparativos. Pero todo tuvo su recompensa. “Estamos sumamente satisfechos. Por cada uno que puso su granito de arena. A las radios que difundieron, mil gracias. A los músicos. A los conductores de esta noche. A la Comisión Directiva de la entidad dueña de casa. A Rotary Club de Sierras Bayas, a quien le hemos pedido el viaje de regreso de Buenos Aires, porque yo no deseo que Alison vuelva en tren o colectivo, luego de tamaña operación. A Transportes Alexis, a Carlos Pérez, a Ferro Sur, a Mirta Schefer que estuvo desde el vamos. A quienes donaron comida. A todos los que trabajaron en los distintos puestos y al público por darnos una enorme mano”, resumió Yanina Pérez.
Subieron al escenario: Fernando Castex, de Azul; Ilusión Tropical; Lauchín Aires; Luna de Plata; Cumbia Master; Evasores y Cristian Braun. La locución fue de Miguel Ángel Carlos y Mario Delgado.
Pasadas las dos y media del sábado, el lugar se fue despoblando de personas, sin embargo quedó latiendo en el aire de la madrugada “un próximo evento, cuando volvamos, para festejar que “todo haya salido muy bien”, sintetiza la madre de Alison, evidentemente emocionada.

Por Mario Delgado.-

Comments are closed.