El crecimiento del trueque en el Conurbano preocupa a los intendentes

En municipios como José C. Paz, Moreno, Varela y La Matanza canjean artículos de primera necesidad.

La antigua modalidad de trueque, un fenómeno que estalló después de la crisis de 2001, volvió con fuerza en algunos municipios del Conurbano y genera alarma en los intendentes, que admiten que la mayoría de los intercambios son de artículos de primera necesidad.

En José C. Paz creció de modo exponencial en el último año. Se organiza al costado de la Ruta 24 -en el límite con Moreno- donde hay una feria que funciona hace tiempo al lado de la vía del ferrocarril San Martín y que se extendió desde que comenzaron a usarla como sede para el trueque.

“La idea es tratar de frenarla porque agarra mucho de la banquina de la Ruta 24 (ex 197). El intendente está muy preocupado por el tema”, reconocieron desde el entorno de Mario Ishii a LPO.

En rigor, a Ishii le preocupa que la feria se organiza en un lugar peligroso, ya que la gente se encima en la banquina y sobre la ruta. Pero además, le inquieta su crecimiento porque demuestra que “creció el hambre” en el Conurbano. “La gente ahí hace trueque por comida”, se lamentan y dicen que aumentó un 200% en el último año.

 

En ese sentido, dicen que lo más preocupante es la “raíz” de la problemática, que indica que a la gente “no le alcanza para comer”. Por eso, la gestión de Ishii entrega -desde hace un año- bolsones de comida mensuales en los barrios a través de Acción Social. “Alcanzan para que una familia coma unos 10 o 15 días”, explican.

Pero la modalidad del truque no sólo volvió a José C. Paz y Moreno, sino que también se extiende en La Matanza, en la estación de Lanús Oeste, en la estación Zeballos de Varela, en Ituzaingó y en San Miguel, donde se juntan en la puerta de la catedral del municipio (además de otros puntos que van variando), entre otros municipios donde también comienza a replicarse.

Desde La Matanza detallaron que tienen un mercado de trueque muy grande que funciona en Laferrere, donde hay actividad principalmente los domingos pero la feria también se abre otros días. “Son vecinos solos, se autoconvocan. El municipio con esto no tiene nada que ver pero vimos que creció muchísimo en el último año”, dijeron a este medio.

La mayor cantidad de canjes se hacen con artículos de primera necesidad como leche o pañales y alimentos de todo tipo como carne, pollo, frutas, verduras, azúcar, leche y aceite.

Los intendentes de signo peronista coincidieron en diálogo con LPO en que la gente “se las rebusca como puede” ante la crisis, que buscaron vincular a la gestión nacional y bonaerense de Cambiemos.

A diferencia de lo ocurrido a principios de la década pasada, estas ferias se suelen convocar a través de las redes sociales donde la gente comienza a negociar el canje de sus productos y después van a los espacios públicos de los municipios para concretar el trueque. “Nunca dejó de existir, pero repuntó en los últimos tiempos”, reconoció un intendente de Cambiemos.

Comments are closed.