“Que se haga o no el barrio, es una decisión política del Intendente”

Así lo señaló Facundo Márquez responsable de la Asociación Civil “Nuestro Hogar” sobre la autorización pendiente del Intendente en la continuidad del barrio que impulsa la Asociación Civil.

InfoOlavarría y la FM 93.7 Sensación, dialogaron con el señor Facundo Márquez responsable de la Asociación Civil “Nuestro Hogar”, que funciona habitualmente en calle Moreno 1892, de 9 a 13 y de 16 a 19 horas, en nuestra ciudad, para saber sobre la actualidad del proyecto de viviendas para obreros afiliados a AOMA. 

¿Cómo se forma y quienes componen esta entidad civil? “Esta institución la formamos con un grupo de amigos que veníamos con la intención de poder hacer viviendas sociales y entre ese grupo de amigos estaba en una cena, Alejandro Santillán, Secretario General de AOMA Seccional Olavarría, que en ese encuentro nos manifestó que no quería terminar su mandato en el gremio, sin un programa de viviendas, aunque desconocía cómo se podía realizar. Nosotros, que tenemos una historia dentro de lo que es la vivienda social aquí, nos ofrecimos para empezar a armar todo como corresponde y así surgió este plan. Luego de esa noche, fuimos a hacer una entrega de casas en Sierras Bayas, puesto que estábamos construyendo en el barrio “Químico II”, y allí el por entonces Administrador General del Instituto de la Vivienda, Ever Van Toren, nos preguntó por qué no iniciábamos un proyecto nuevo y justo habíamos tenido esa charla anterior con Santillán, así que todo se fue encadenando bastante rápido. Nos pusimos a buscar las tierras. Una vez adquiridas éstas, empezamos el tema de la subdivisión, los planos, las posibilidades de los distintos servicios, las aptitudes hídricas, otra parte técnica que pide la Provincia, y así juntamos todo lo que exigía el organismo provincial para concretar un barrio. Hoy nos encontramos con satisfacción que tenemos el 99 % de las cosas ya aceptadas”. 

¿Este barrio que ustedes proponen, se realizaría en qué lugar geográfico? “Estas tierras están en Avenida Pueyrredón, desde calle Las Orquídeas hasta el country. Son nueve hectáreas. Ya disponemos de las calles abiertas y entoscadas. Están las manzanas amojonadas y en unos días más, van a ver a la gente de “Coopelectric” haciéndonos el tendido eléctrico porque se firmó el convenio y ya se pagó una parte del mismo, para llevar la electricidad al predio. Una vez finalizados estos trabajos, comenzará la obra de gas, puesto que también contratamos ya a una empresa para esa tarea específica. Nos va a restar el agua que por un tema de pendientes, el Municipio nos exige hacer un nuevo tanque. Esa será una labor que encararemos luego de tener las dos primeras finalizadas”.

¿La idea es hacer solamente viviendas para obreros de AOMA, porque se habló en su momento, con polémica incluida, de la posibilidad de construir a su vez para empleados municipales, sindicalizados o no? “En realidad por esos días hubo algunas cosas que no le gustaron al Secretario General José Stuppia, después el Municipio lo quiso manejar por su cuenta, hacer un sorteo y anotar la gente; tampoco lo hicieron. Ya pasó más de un año y ni un sector ni el otro, hicieron nada. Nosotros destinamos más espacio a personas de AOMA, que están desde el principio trabajando en esto. Ellos están haciendo los aportes para contratar ingenieros, agrimensores, para comprar la tosca  para entoscar las calles abiertas, para pagar a la empresa de gas o a “Coopelectric”. Todo es con la plata de los afiliados de AOMA. Sería una injusticia hoy abrir las puertas y decir: “Bienvenidos compañeros de tal o cual gremio” si el esfuerzo mayoritario lo está haciendo el personal de AOMA. A nosotros nos queda un remanente de lotes y, obviamente, va a tener la prioridad, el Secretario General de AOMA quien nos dirá si los quiere para sus afiliados o no. Si él nos expresara que su cupo ya está completo, ahí abriríamos recién el juego a otro gremio o al común de la gente”. 

¿Ustedes piensan en la construcción de cuántas casas? “En total son 202 lotes. En principio eran 160, pero por la Ley de Hábitat, que te hace lotear todo el predio, pasamos a disponer de 202 terrenos, de los cuales tenemos ocupados 130, o sea que contamos con 70 disponibles”. 

¿Qué pasó con la relación con la Comuna que parecía bien aceitada al principio? “El Intendente, como gestor principal del proyecto, fue a hacer el anuncio con nosotros en la sede de AOMA. No fue desconociendo; al contrario: fue gustoso porque tomó mates con nosotros en la oficina de Santillán antes de la conferencia de prensa de lanzamiento. Todos contentos estábamos y él hizo el anuncio. Después, no sé por qué, empezamos a no ser atendidos. El cambio de zonificación, de rural a urbana que debe hacerse, es una decisión política, no técnica. El resto ya fue aprobado, como te decía antes. Le pedimos al Jefe Comunal por nota el 14 de septiembre de 2017 sobre tal ítem. Lo refrescamos en otra nota con fecha de febrero de este año. Solicitamos  dieciséis veces audiencia y no lo logramos aún. Así que para no seguir molestándolo a Ezequiel Galli, tomamos la iniciativa de hablar con el doctor Luciano Blanco, en el ámbito de Legal y Técnica. Blanco nos atendió dos veces y luego nos expresó que la resolución de nuestro anhelo era “una decisión política” y, por ende, él no tenía más injerencia en el asunto. Fuimos pues por don Ernesto Cladera que se ocupó del caso pero nos manifestó a través de su secretaria idéntica frase a la esbozada por Blanco, agregando que excedía a su trabajo ayudarnos. Viendo esto, entendemos que la cristalización del barrio o no, depende sólo del Intendente. Hemos perdido un tiempo precioso. Nosotros estamos unidos. Es solamente una persona la que tomó la postura de no agilizar la cuestión, de frenar los sueños de muchas familias. No obstante, en un par de meses completaríamos todos los trámites y volveremos a charlar con el Instituto de la Vivienda. Esperemos que haya fondos. El año pasado sí los había”. 

¿Podría ser que el Intendente no destraba el expediente porque hay en tu Asociación un concejal de la oposición, el abogado Germán Aramburu? “No, no, no. Primero que el edil al que vos te referís, no integra la entidad. Puede haber una confusión porque es un amigo mío, personal, y aparte nosotros alquilamos oficinas de su propiedad. O sea, puede venir por ese lado pero no podemos tener semejantes miserias humanas por una ideología y dejar un proyecto de viviendas para los trabajadores de Olavarría y no permitir que ingrese dinero de arcas provinciales a los comercios de la ciudad. Los materiales para las casas, se van a comprar acá. Sería muy feo actuar así. Además la foto de entrega de viviendas, se la va a sacar el Intendente, no yo”. 

Una vez que el último paso previo esté dado, ¿van a apelar a la licitación o a la contratación directa para construir? “Lo vamos a hacer nosotros con propia gente. Lo tenemos bastante definido: será por administración propia”.

Entrevista: Mario Delgado.-  

Comments are closed.