Tandil: por cierre de dos fábricas, despidieron a ocho trabajadores del sector metalmecánico

En los últimos días, las fábricas del rubro metalmecánico Bellver SRL y Jon SRL de Tandil cerraron sus puertas y despidieron a un total de ocho empleados.

En ambos casos, la patronal no abonó las correspondientes indemnizaciones. Desde la Unión Obrera Metalúrgica -UOM- ya acudieron al Ministerio de Trabajo y no descartan medidas de fuerza.

A ello se le suma la realidad que se vive nuevamente puertas adentro de Cinpal, que adeuda el último pago de las liquidaciones finales de los 14 trabajadores que fueron despedidos a mediados del año pasado. Por este tema habrá una audiencia mañana al mediodía en las oficinas de la delegación bonaerense de la cartera laboral, en calle Pinto al 500.

Así lo precisó el secretario adjunto de la UOM, Pablo Vallejos, en diálogo con El Eco de Tandil. Sobre los recientes despidos, indicó que cuatro se produjeron en la fábrica de cuchillos Bellver SRL, que funcionaba en el Parque Industrial de Tandil hace más de cuarenta años, y otros cuatro en Jon SRL, dedicada a la producción de calderas de calefacción.

En ambos casos, las desvinculaciones se registraron a principios de mes y se debieron al cierre definitivo de las empresas, que el 31 de enero pasado enviaron las cartas documento y hasta el momento no abonaron las indemnizaciones correspondientes.

“El panorama es complicado”, afirmó el secretario adjunto de la UOM, Pablo Vallejos, tras producirse ocho nuevos despidos en el sector metalmecánico local.
Sobre la situación que atravesaban, Vallejos aseguró que ya venían con dificultades financieras. “Jon SRL es una empresa complicada desde todo punto de vista. Hay miles de actas en el Ministerio de Trabajo por falta de pagos y otros temas. Tenemos conocimiento de que tiene trabajo pedido, pero tomó esa decisión y envió los telegramas por cierre definitivo que, para nosotros, es una maniobra para no pagar la totalidad de las indemnizaciones”, consideró.

En el caso de Bellver SRL, en tanto, afirmó que “dentro de todo venía bien”, pero sufrió una baja productiva a raíz de “la competencia desleal de varias cuchillerías que no están declaradas”.

Las gestiones de la UOM

En consecuencia, desde el gremio han solicitado la intervención del Ministerio de Trabajo. “Estamos teniendo audiencias tratando de que se les pague a los trabajadores y en ambos casos tendrían que vender propiedades para pagar las indemnizaciones, ya que se han desfinanciado y no tienen el efectivo para abonarlas”, advirtió.

Hasta el momento, en el marco de las negociaciones, se acordó un cuarto intermedio a la espera de que las empresas acerquen una propuesta de pago. De no ser así, se pasará a “una instancia judicial directamente”, aseguró Vallejos.

Mientras tanto, anticipó que el consejo directivo gremial se reunirá esta semana con el objetivo de analizar “cada caso en especial y posibles medidas a tomar”.

La situación en Cinpal

Seguidamente, advirtió que al cierre de ambas fábricas se le suma la situación que atraviesan los últimos 14 trabajadores despedidos de Cinpal, que deberían haber cobrado la última cuota de la indemnización el 5 de enero pasado y la empresa aún no efectuó el pago. Por este tema, mañana al mediodía habrá una audiencia en el Ministerio de Trabajo.

“Teníamos pautado reunirnos la semana pasada, pero el encuentro se suspendió porque Mariela Alderete, quien está a la cabeza de la firma en Tandil, no se encontraba en la ciudad, así que se postergó para este miércoles”, detalló Vallejos.

En este caso, contó que la fábrica “está abierta con el nombre de los nuevos accionistas, pero solamente hay un trabajador y lo único que hacen es distribuir las piezas que traen de Brasil. No hay producción. A pesar de que se habían comprometido en su momento a reiniciarla, no hay indicios de nada sobre ello”.

Metalúrgica Tandil

Por otro lado se refirió a la situación actual de Metalúrgica Tandil y aseguró que “por el momento está estable. Han traído una nueva pieza para fundir y además tomaron entre 15 y 16 empleados nuevos, pero en la modalidad de contrato. Por el momento están trabajando con un solo turno, de 6 a 15, y por ahora se ha tranquilizado todo”.

Consideró entonces que “por ahí ha sido una reestructuración de la empresa, pero los retiros voluntarios no dejaron de ser despidos encubiertos. En total, se fueron alrededor de 52 trabajadores, casi el 40 por ciento del plantel”.

Sobre el panorama productivo de la emblemática fábrica, Vallejos aclaró que “eso es una estrategia de la empresa que desconocemos. Nosotros apuntamos siempre a que haya una mayor inversión en los puestos de trabajo para que sea más productiva y optimice sus productos, pero eso no se ha producido. Suponemos que mantendrán ese plantel y seguirán así. Esperemos que, si la situación económica del país lo permite, vuelva a ser plena producción. Eso sería lo ideal”.

El panorama

Por último, el secretario gremial adjunto habló sobre la realidad del sector y confirmó que “el problema que tenemos en la metalmecánica es que está abierta la importación y eso está afectando a varias empresas. Hay que esperar un poco a que empiecen los meses más productivos, a ver si logran poder vender lo que están haciendo y que la importación no las afecte tan duramente en su economía”.

De cara a los próximos meses planteó que “si esto no se frena, muchas firmas se van a ver afectadas. El panorama es complicado, sumado también a que a partir de abril van a venir las paritarias, así que iremos viendo cómo se va proyectando todo”.

Fuente: Diario El Eco de Tandil

Comments are closed.