Aprehenden a olavarriense con 20 kilos de marihuana y uno de cocaína

Fue en Azul, sobre Ruta 3, en el marco de un control policial de tránsito habitual, este jueves cerca de las 22:30. La causa ya está en la Justicia Federal e investigan si se trataba de un ‘mulo’.

Según el Diario El Tiempo, hallaron en el Peugeot 206 dominio DLF789 asentado en el Registro 2 de Olavarría, veintidós ladrillos de marihuana que, en total, pesaron algo más de veinte kilos. Y uno de cocaína, de un kilo.

La Policía los incautó en esta ciudad en horas de la noche de este jueves. Y el sujeto que los llevaba en un auto, que trabaja en una empresa de transportes de Olavarría y se domicilia en esa ciudad, fue aprehendido.

El procedimiento antidrogas más importante que se haya realizado en Azul en los últimos tiempos fue encabezado por policías del Destacamento de Seguridad Vial que tiene sede en la Ruta 3. Y contó con apoyo de efectivos del Gabinete de la Seccional Primera y de la Policía Distrital de Azul.

Cuando era alrededor de la hora 22.30 del jueves, un operativo vehicular de rutina que se estaba llevando a cabo frente al Destacamento Vial de Policía derivó en que los efectivos de seguridad pararan un automóvil Peugeot 206 que venía transitando por la Ruta 3.

Según contó después en diálogo con EL TIEMPO el comisario inspector Roberto Villanueva, máximo responsable en el ámbito regional de la Policía de Seguridad Vial, “el conductor del automóvil, cuando fue interrogado por el personal policial para su identificación, empezó con un estado de nerviosismo y a tener ciertas actitudes evasivas para con el control. Esto llamó la atención del personal que estaba en el operativo”.

Eso hizo que el auto comenzara a ser registrado. Y en el habitáculo, entre los dos asientos, se encontró el ladrillo de cocaína, que pesó algo más de un kilo. “El resto de la droga estaba en el baúl. En dos cajas de cartón, tipo encomiendas. Al abrirlas, hallamos en una de esas cajas diez panes de marihuana. Y en la otra, doce”, agregó el funcionario policial.

Al lugar fueron convocados policías del Gabinete de Investigaciones de la Primera para hacer los tests de rigor en este tipo de procedimientos. Esos análisis arrojaron que los ladrillos que el hombre transportaba en su automóvil eran, efectivamente, droga. Según un primer pesaje, algo más de veinte kilos de marihuana y un kilo de cocaína.

En principio, el hombre que fue arrestado permaneció en la sede del Destacamento de Seguridad Vial, en el marco de las actuaciones penales que se iniciaron por esta infracción a la Ley de Estupefacientes.

Después, ya durante las primeras horas de hoy viernes, lo trasladaron a la Seccional Primera local en carácter de aprehendido.

Si bien no fue informada su identidad, sí se indicó que tiene 34 años y vive en Olavarría. También, voceros policiales mencionaron que trabaja en una empresa de transportes de la vecina ciudad.

Según el mismo aprehendido les dijo a los policías, había viajado al conurbano, “al Mercado Central que queda en La Matanza” -señaló a EL TIEMPO el comisario inspector Villanueva- y regresaba a Olavarría con toda esa cantidad de droga que llevaba en el auto.

En la causa penal que se inició interviene el Juzgado Federal número 1 que tiene asiento en Azul, adonde será trasladado el aprehendido para ser indagado.

Se trata de determinar ahora, en esa investigación que se inició, si se está en presencia de un “mulo”, tal como en la jerga policial se le dice a alguien que viaja a comprar droga que le encargan otros.

La totalidad de la droga incautada en poder del olavarriense que anoche fue aprehendido tendría un valor que supera los 500.000 pesos.

Comments are closed.