Connect with us

Infoolavarria

El efecto candado

Opinión

El efecto candado

Nunca es gratificante posar los ojos en una cadena gruesa abrazando a un señor candado. Es un símbolo de soledad, de inactividad. Y tal parece ser lo que acaece en una institución fomentista local, léase la de “Coronel Dorrego” que atraviesa una conflictividad crucial de potentes ribetes y sin visos de negociación positiva que acerque a las partes en vilo.

La movida concretada el viernes por la tarde en la plaza de Necochea y 17 por los componentes de “Un sí por los chicos”, puso en cristal de evidencia que no se lo quiere en su puesto al señor Presidente de la Sociedad de Fomento. La circunstancia viene de arrastre, desde luego. Y se relaciona directamente, según los manifestantes, con la negativa expresa de don Gastón Iraguenpaguate a franquear el salón para la actividad concisa de servirle a los purretes la merienda, cada sábado.

Como no se resolvía la temática y encima hubieron de darse episodios de extrema violencia, los integrantes del grupo benéfico, decidieron accionar con precisión: primero hacer saber la situación a quien desee oír y segundo, juntar firmas entre los vecinos, solicitando el rápido alejamiento del dirigente barrial al que acusan además de “no vivir en el Dorrego”. Convengamos que hubo un quiebre en el trato cordial del principio. Un hilo invisible que se cortó, muy de golpe, al decir de los autoconvocados.

“Usa la sala fomentista para sus reuniones evangélicas, los domingos por la mañana y nada más. No hace otra cosa”, remarca una referente de “Un sí por los chicos”.

No es tarea simple conversar con los habitantes del sector. Menos convencerlos de ponerse al hombro la responsabilidad de velar por sus derechos. Pero estuvieron varios con los chicos este viernes, al son de la música y al calor amparador del chocolate.

Algún acompañamiento institucional se tuvo: gente de Patria Grande, del Partido Obrero, de otros núcleos y también se ubicó en la zona de protesta el señor Gustavo Rueda, perteneciente a la entidad madre del fomentismo, la Federación.

Rueda pudo interiorizarse in situ del drama, conversando con Florencia Llorente y Gustavo Ratto, entre otros referentes.

Ausente estuvo el Municipio y el resto federativo. Presentes sí algunas chicanas y observaciones peculiares en torno al “entripado” actual.

“No tenemos lugar para dar la merienda. El sábado pasado hicimos la tarea en la casa de una señora vecina. Un espacio chico. Bien valió la buena voluntad. Si no estamos aquí. Quisiéramos el auxilio de la Comuna, que tomase cartas, al igual que Federación”, sostuvieron los organizadores de la jornada.

“La Sociedad de Fomento tiene que abrirse. No es posible que no haya actividades populares. Es un sitio para dar cursos y talleres. Iraguenpaguate tiene que irse ya”, afirman con soltura.

El silencio oficial del Presidente es conocido. No obstante expresó en la última reunión federativa que la conflictividad “está resuelta”. Los indicios sellan que no es tan así, lamentable es admitirlo.

Las horas son implacables. Veremos que nos deparan ellas como eje de la solución del dilema. Ojalá se de en breve, por el bien de los vecinos en general y fundamentalmente de los pibes del Dorrego.

Por Mario Delgado.-

Continue Reading
Advertisement
You may also like...

More in Opinión

 Farmacias de turno en Olavarría olavarria CECO Olavarría Facultad de Derecho olavarria Facultad de Ingeniería
Advertisement
Advertisement
To Top