Un motociclista circulaba con 2,69 g/l de alcohol en sangre

Personal de Control Urbano detectó en la madrugada de este martes en 9 de Julio y Belgrano, a un motociclista con un porcentaje de alcohol en sangre muy por encima del valor permitido.

El test de alcoholemia arrojó como resultado 2,69 g/l de alcohol en sangre, cuando el permitido es de 0,2 g/l, aunque debe considerarse que concentraciones menores aumentan el riesgo de sufrir siniestros viales.
En este caso se procedió a retener el motovehículo y posteriormente, en la mañana del día de hoy, se elevaron las actuaciones efectuadas al Juzgado de Faltas -a cargo de la Dra. María Celia Alem- quien determinará la sanción correspondiente.
La Ley Nacional de Tránsito establece un máximo de alcohol en sangre de 0,5 g/l en el caso de automovilistas y de 0,2 g/l para conductores de motos y ciclomotores y cero de alcohol para los transportes públicos y de carga, categoría en la que se incluyen los colectivos, taxis, remises y transportes escolares.
Cabe recordar que el Municipio de Olavarría anunció días atrás que se iban a reforzar los controles de alcoholemia, con el objetivo de generar una mayor concientización vial.
Respecto a la concientización es importante conocer cuáles son los efectos que el consumo de alcohol provoca en nuestro organismo, para que podamos tomar las precauciones necesarias:
– Incrementa el riesgo de sufrir un incidente vial y la probabilidad de que éste tenga un desenlace mortal o cause traumatismos graves.
– Produce importantes efectos sobre la visión: la acomodación y la capacidad para seguir objetos con la vista se deterioran, incluso con niveles bajos de alcohol en sangre.
– Genera efectos sobre la coordinación y la atención, y aumenta el tiempo que una persona tarda en decidir qué debe hacer o cuándo actuar.
– Provoca falso estado de euforia, seguridad y confianza en sí mismo: aparece un desprecio por el peligro y una tendencia a transgredir las normas.

Comments are closed.