Home Las tres La FIO afianza proyectos con la universidad Costa de Colombia
La FIO afianza proyectos con la universidad Costa de Colombia

La FIO afianza proyectos con la universidad Costa de Colombia

0
0

Autoridad de la Universidad de la Costa, de Barranquilla, recorrió los laboratorios de la FIO y mantuvo encuentros con referentes locales para avanzar en acciones conjuntas.

Derribar barreras, al menos las geográficas, es lo que buscan las Facultades de Ingeniería de la UNICEN y de la Universidad de la Costa, ubicada en Barranquilla (Colombia), que unifican voluntades para desarrollar interesantes proyectos académicos y científicos. Los primeros contactos se realizaron en una misión institucional que el decano Marcelo Spina y la representante del área de Relaciones Internacionales Julia Igoa, hicieron hace poco más de un año en el país cafetero. Ahora hubo un nuevo encuentro, esta vez en suelo argentino.

Durante dos días, el ingeniero Jaime Vélez Zapata, director del Departamento de Ingeniería Electrónica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la Costa, se reunió con autoridades de la unidad académica local, docentes, investigadores y el director del departamento de Ingeniería Electromecánica, Roberto De la Vega. “Iniciamos el contacto hace tiempo porque nos pareció que el trabajo que desarrollan aquí es muy interesante, lo hemos seguido a través de la web y afortunadamente tuvimos aquella visita que nos motivó todavía más a seguir trabajando con la Facultad”, contó Vélez Zapata.

En términos administrativos, se está avanzando en un convenio marco de colaboración, y con esta experiencia se reafirmaron las voluntades para comenzar con el trabajo conjunto. “Quise venir a conocer la facultad para analizar en qué se puede adelantar, ver qué se puede hacer desde los tres pilares de la enseñanza superior que son la docencia, la investigación y la extensión”, señaló el profesional, aunque advirtió que “la extensión de pronto queda un poco más difícil para implementarla, pero la parte de docencia e investigación no, entonces estamos viendo la posibilidad de hacer movilidad docente entrante y saliente, movilidad estudiantil en ambos sentidos también”. Además, se adentró en los cursos y las líneas de investigación locales. “La idea es mirar cómo los investigadores pueden apoyarse, trabajar conjuntamente, utilizar los laboratorios como aporte a las mediciones de diferentes experimentaciones y buscar la publicación conjunta”, sostuvo.

Beneficios múltiples

La movilidad estudiantil y docente busca enriquecer el conocimiento, así como la cultura y la interacción de la ingeniería electromecánica y eléctrica, tal como la doble titulación, otra ambiciosa proyección del intercambio institucional. “Buscamos la posibilidad de hacer una doble titulación de electrónica y electromecánica, que nuestros estudiantes puedan venir y cursar las asignaturas más especializadas de ingeniería electromecánica y obtener el título de la FIO, así como los estudiantes argentinos que estudien allá puedan obtener el título de ingeniero electrónico, ese es mi interés prioritario”, afirmó el representante colombiano.

De todas maneras, Vélez Zapata aseguró que la colaboración se dará en todas las ingenierías, “porque tenemos cuestiones muy afines tanto en investigación como en académica de ingeniería industrial, civil, y de sistemas, que si bien no se da en esta sede, lo que es software ya está inmerso en las actividades diarias de los electrónicos”.

Durante su visita institucional, el docente de la Universidad de la Costa recorrió los laboratorios de ingeniería química, civil y electromecánica; se reunió con autoridades, docentes y representantes de la FIO para explorar potenciales áreas de cooperación en investigación, transferencia, extensión y docencia; oportunidades de cooperación en investigación, formación de posgrado y movilidad; y por supuesto, el proyecto de titulación doble.

La investigación que se desarrolla en la FI de la universidad colombiana, en palabras de Jaime Zapata, se destaca en líneas orientadas a tres áreas principales: las comunicaciones móviles e inalámbricas; la automatización industrial y el control; y la bioingeniería. “Pero dentro de estas áreas trabajamos líneas como sensores. En estos tres campos desarrollamos sensores inalámbricos, remotos, pero además tenemos otra línea donde parece que nos fuéramos del programa porque es en educación”, dijo, y explicó que se trata del abordaje de la educación en ambientes virtuales: “Estamos desarrollando investigación en abordar cómo un estudiante o investigador pueda utilizar un laboratorio de la universidad desde su casa”, indicó.

La importancia de las buenas voluntades

“He encontrado una muy buena disposición de toda la planta de trabajo de la universidad, sus directivos y los directores de programa. Un deseo de colaborar y vincularse con nuestra universidad en este trabajo conjunto”, expresó el ingeniero. “Veo muchas posibilidades en poder sacar adelante este trabajo y creo que va a facilitar mucho la tarea de ambas instituciones. Considero que una de las cosas por las cuales se podría empezar es la movilidad docente, que de pronto es lo más demorado en las instituciones pero es fundamental en la propagación de la información”, consideró a modo de balance de la experiencia.

Respecto a la diferencia entre ambos sistemas educativos, el profesional aseguró que “los sistemas son similares, la diferencia más sustancial es que la universidad aquí es pública y la nuestra es privada, entonces los tiempos de ejecución son diferentes”. Vélez Zapata habló de “afinidad” y de compartir el interés en interactuar con la industria. A nosotros se nos dificultó un poco que la industria aceptara a la universidad y a los investigadores como un aliado en el desarrollo de productos, – sostuvo – creo que aquí tienen la misma problemática y esperamos que podamos romper esa barrera que tiene la triple hélice de Estado, Empresas y Universidad. “Esperamos que con el trabajo conjunto y la investigación podamos mostrar a la industria que se puede trabajar con la universidad y es un aliado importante en su desarrollo”, concluyó Vélez Zapata.

Hacia el final de la misión institucional, el colombiano pudo disfrutar también, de la actividad que la Facultad de Ingeniería realizó por el Día de la Memoria, Verdad y la Justicia. Conoció la muestra “Jóvenes en escena”, de la Comisión Provincial de la Memoria, y fue espectador de la presentación de los músicos Ignacio Montoya Carlotto y Juan Loza. Al conocer la historia del nieto recuperado de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Barnes de Carlotto, no pudo evitar emocionarse. Así de importantes son los intercambios institucionales. De a poquito dejan huellas, que a la larga se hacen camino.

Deportes