Home Las tres Marcelo Figueras: “Es una gran posibilidad que el “Indio” no toque más”
Marcelo Figueras: “Es una gran posibilidad que el “Indio” no toque más”

Marcelo Figueras: “Es una gran posibilidad que el “Indio” no toque más”

0
0

“Yo creo que es una gran posibilidad que no toque más. Si estuviésemos en su situación, ¿nos arriesgaríamos a que muriese otra persona?”. Con esta elucubración y una pregunta retórica, el escritor Marcelo Figueras, que hace dos años trabaja con el Indio Solari en su autobiografía, dejó abierta la posibilidad de que el músico, tras el accidentado show del sábado en Olavarría, abandone para siempre las presentaciones en vivo.

Figueras relató en una entrevista con el programa de radio Banda de Sonido, de FM La Patriada, las sensaciones de Solari durante el recital donde murieron dos personas y después, con el shock de la noticia. “El Indio está más tranquilo ahora. Tratando de sacuridse la tristeza de todo esto que ocurrió. Y tratando de mantener un perfil bajo, que no significa claramente ni borrarse ni no tener nada para decir”, aclaró el autor de la célebre novela El muchacho peronista.

Sobre qué hizo Solari y dónde está desde el lunes, cuando abandonó Olavarría, el periodista y escritor aclaró: “Ni se fue a Estados Unidos, ni se había ido, ni tiene un avión privado, ni tiene un penthouse en Nueva York, ni estaba en la estancia de un amigo en Olavarría. Estaba en un tres estrellas como yo”.

No obstante, Figueras admitió que desconoce si el ex cantante de Los Redondos se comunicó con las familias de los fallecidos, Javier León y Juan Francisco Bulacio. “No sé si el Indio se comunicó con los familiares de las víctimas”, reconoció, y luego pidió que quienes critican se pongan en el lugar del cantante: “Tendríamos que hacer el esfuerzo de lo que significa para el alma que radio por la que pases, canal por el que pases, red social que abras, encontrarte con gente diciendo cosas horribles de vos, hay que bancárselo, ¿eh?”.

En ese sentido, reconoció que Solari “está sentido”. “Con guita el alma no se te cura o absorbe mejor este tipo de golpes. Está sentido, pero tengo claro que va a salir. Lo he visto volver a reír por más brevemente que fuese en estos días”, detalló. Por eso, explicó que es probable que el Indio no haga declaraciones hasta que se aclare el panorama judicial y se desinflame la cuestión en la opinión pública: “Nadie escucha lo que estás diciendo y conviene parar un poco la pelota, dejar que la Justicia hable, en el sentido de aclarar y probar lo que pasó y cómo pasó. Y en todo caso después llegará el momento de reflexionar sobre el asunto”.

Luego, Figueras contó en la entrevista radial cómo se vivió desde el escenario el momento en que Solari paró durante 20 minutos el concierto. “El primer momento de incomodidad es cuando yo veo lo que el Indio está viendo. Un grupo apelotonado de pibes que parecía estar en un estado bastante lamentable. Daba la sensación de que se podían caer en cualquier momento y daba miedo que los pudieran pisar sin darse cuenta y esto sí puede constituir una tragedia. El Indio paró por primera vez y pidió a Defensa Civil que sacasen a los chicos que se estaban cayendo. El público en general estaba maravilloso. En el parate también, entendieron cuál era la circunstancia”.




El escritor, periodista y autor del guión de la película Kamtchatka, admitió que el recital, tras el parate, no recobró el espíritu típico de la “misa ricotera”. “Yo sentí que el concierto ya había sido herido en algún lugar. Nos quedamos temblando de lo que podía haber llegado a pasar. La banda y el Indio lo llevaron hacia adelante y terminamos contentos. La cosa se había aplacado verdaderamente, a tal punto que Jijiji fue exactamente lo mismo que siempre”, explicó. Y contó que cuando llegaron al hotel y recuperaron señal de Internet se enteraron de los rumores sobre cantidades de muertos. También, reveló que ya el domingo de madrugada, Solari supo que los fallecidos no habían padecido aplastamiento. “Tuvimos la confirmación de que había habido dos muertos pero ya estaba claro que no había sido una avalancha ni aplastamiento y que no había ocurrido en ese lugar que nos había asustado tanto. Las personas que murieron estaban bastante más atrás. Dentro de la cosa espantosa de las dos muertes, dentro del panorama que los medios estaban pintando en ese momento, nos volvió el alma al cuerpo”.

Figueras también pidió entender el particular modo de vivir un recital de Solari, distinto de todos los demás: “He tratado de explicar en otras radios lo que significan los conciertos del Indio Solari. No hace seis River porque, más allá de que es un señor de 68 años e implica un desgaste físico, más allá de eso, el público del Indio Solari iría a los seis River. Con entrada y sin entrada. El público es así y lo tenés que entender. Lo que la gente piensa que funciona en otros conciertos, en el del Indio Soalri no se puede aplicar. Es más que un concierto”.

Para el escritor, parte de la agresión contra Solari por parte de la prensa tiene que ver con su grado de representatividad social. “Están expresando su violencia no sólo hacia el Indio sino hacia un tipo que tiene representatividad, popularidad y ascendiente sobre una enorme cantidad de gente, cosa que en un gobierno que tiene claramente un grado de impopularidad que compite con el de Michel Temer (presidente de Brasil), es obvio que cualquier manifestación popular verdaderamente enorme o magnífica los pone nerviosos”.




Deportes