Home Opinión Opinión: Entre la capacidad y las intenciones
Opinión: Entre la capacidad y las intenciones

Opinión: Entre la capacidad y las intenciones

0
0

Parece que se ha puesto un tanto de moda esto de buscar el reparo, el cobijo, el abrigo protector del vecinalismo. Sin perjuicio de nuestro propio hábitat, son varias las ciudades que han presentado sus proyecciones de tal índole.

En lo que concierne a nosotros, son dos propuestas, al menos hasta hoy, amigos, las que flotan en el convergente aire de la ciudad cementera por excelencia del centro provincial bonaerense.

Una, abierta desde el ámbito fomentista, con el respaldo de un Sindicato, concretamente el Municipal, y la otra vertiente la lanza al cenit la ex edil Patricia Bahl con la presencia cercana del empresario Lucas Torres.

Ambas posturas se denominan, se anuncian como vecinales proyectos, pero es conveniente mirar cuáles pueden ser las diferencias que las sustentan. Porque no son la misma cosa.

La onda fomenteril se pone de manifiesto en el marco de un auge, de una renovación de generaciones, en las entidades de los barrios. Entonces, surge luego de una cena interesante, la visión hacia el porvenir, y en esa mirada se presenta una inquietud que le da sustento a este movimiento: ¿Por qué no ingresar un edil al Concejo Deliberante desde el redil del fomento?

Los vientos soplan huracanados, mis amigos, en torno a este tópico tan peculiar. El revuelo ha sido superior a lo aguardado. Y las opiniones son disímiles. Están aquellos que defienden a capa y espada tal posición, sosteniendo como eje argumental, la necesidad urgente, entienden ellos, de representatividad en un área tan sensible como el Concejo.

Sin sentirse avalados o amparados por la “Federación de Juntas Vecinales y Sociedades de Fomento”, que a su vez, tiene movimientos internos muy significativos, y sin el acompañamiento tampoco de los ediles actuales, buena es la propuesta, si se quiere. Aunque la gran duda transita el carril  del ¿cómo se implementará el armado? Y ¿quiénes terminarán siendo los principales candidatos?

El rol del Sindicato de los Trabajadores Municipales, a través de su conducción, de su Secretario General en concreto, es, al menos por ahora, de apuntalamiento logístico – financiero. ¿Acaso una apuesta de amplios caracteres para negociar, luego, o el nacimiento de un partido que vela por el 2.019? No obstante, y como para despejar brumas, la promesa tajante es que todos los nombres de la boleta, correspondan a fomentistas.

Lo nuevo, nuevo, pasa también, amigos, por invitar a las instituciones que no habían sido visitadas en el arranque tan entusiasta del proyecto. Con ofrecimientos de tirar juntos todos del carromato. Y divisar eso sí, un horizonte promisorio.

Las cartas están echadas sobre el tapete. Y los defensores a ultranza de la actividad fomenteril ad honoren, no concuerdan ni simpatizan con la idea fuerza. Otros mantienen la tesis del fomentismo apartidario, distante de cualquier opción que se precie. Y un tercer grupo se preocupa por quién está detrás del embrionario vecinalismo fomentista.

Tales disyuntivas y aseveraciones de intranquilidad o desacuerdo, son discutidas y debatidas a diario en el ámbito barrial y social. Por ahora y, pese a los pensamientos en contra, la locomotora avanza.

Por Mario Delgado.-




Deportes